Aumenta oferta de proyectos de bodegas y lotes industriales en Antioquia, especialmente en oriente

La razón: los desarrollos viales, la gran percepción de crecimiento en la inversión privada, incentivos tributarios y nuevos centros de acopio en ese departamento.

POR:
julio 18 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-18

José Fernández es ejemplo de quienes ven su su futuro en esa región. "No para descansar en una de las tantas casas de campo que abundan allí, sino para seguir haciendo empresa con la premisa de que es mejor estar cerca al aeropuerto que seguir lidiando con la congestión del centro de Medellín", advierte este hombre de 55 años.

"Y es que la industria tiene que salir de la ciudad", enfatiza Fernández, quien asegura que las restricciones para el ingreso de tractomulas, la preocupación por la creciente contaminación y la evolución de los negocios en una ciudad que recién se abre al mundo, llevarán a las empresas a buscar asiento en otros municipios.

Así lo entiende la administración municipal de Guarne, una población del oriente antioqueño a 30 kilómetros de Medellín, que es paso obligado al aeropuerto de Rionegro.

Allí, un atractivo paquete de exención tributaria incluye los dos primeros años de actividades libres del pago de Industria y Comercio para las empresas que se asienten en sus terrenos y descuentos a futuro si ocupan mano de obra que reside en la región.

La iniciativa empieza a dar sus frutos y se constituye en buen ejemplo para otras capitales.

De siete proyectos nuevos de lotes industriales urbanizados que reporta la Lonja de Propiedad Raíz de Medellín para Antioquia, tres se construyen en este municipio, para una oferta total de, aproximadamente, 99 lotes. Los precios oscilan entre 390 mil y 450 mil pesos, el metro cuadrado.

Tecnología y urbanismo

Con estos complejos industriales también llega un nuevo concepto en diseño y tecnología, que les permite a las empresas ser más competitivas.

Llaman la atención la amplitud de las vías, que garantiza una correcta movilidad para las tractomulas, y el uso de tecnología que incluye redes de fibra óptica y líneas digitales, red presurizada contra incendios y sistemas de seguridad de última generación.

Armando Muñoz, director comercial del complejo de lotes para bodegas La Regional Aeropuerto, percibe a los medianos empresarios como los inversionistas más entusiastas.

"Y es que, aunque el desarrollo empresarial no esté pensado para la atención directa al público, el lugar en donde se ubica la empresa es de suma importancia a la hora de evaluar su productividad", asegura el experto.

"Es, sin duda, una de las razones del auge de estos proyectos en el oriente antioqueño y, de hecho, redundará en valorización por la doble calzada y el futuro túnel de oriente", agrega Muñoz, quien advierte que se trata de un excelente negocio para los nuevos compradores por la cantidad de valores agregados.

A esto hay que sumarles el anillo vial del oriente y todos los proyectos planteados para los próximos diez años, que incluyen una posible segunda pista para el aeropuerto.

De la misma manera, obras como la Terminal Sur de Transporte y Distribución de Carga estimulan la creación de proyectos industriales al sur del Área Metropolitana, sobre todo para las empresas que transportan sus mercancías por la vía a occidente, hacia el puerto de Buenaventura.

Así, este tipo de obras se constituye en una tendencia en crecimiento que hace carrera en las principales capitales del país y que poco a poco se replica con obras en proceso también en Bogotá, la Costa, Boyacá y otras regiones donde, igualmente, la puesta en marcha de zonas francas atrae la construcción de bodegas, parques industriales e incluso, hotelería.

Siga bajando para encontrar más contenido