¿Por qué aumentan las remesas?

En toda América Latina están cayendo las remesas que mandan los emigrantes a sus países de origen. Según estimaciones del BID, este año el monto de remesas que recibirán los países de la región caerá 2% en términos reales por factores tales como la recesión económica y los mayores controles a la inmigración ilegal en E.U. y España, los dos países que son el principal destino de los latinoamericanos que deben abandonar sus terruños en busca de oportunidades de trabajo.

POR:
noviembre 11 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-11

Colombia parece ser la excepción a la tendencia general, pues en el primer semestre del año los envíos de dinero de colombianos en el exterior a sus familias llegaron a US$2.330 millones con un crecimiento de casi 20% con respecto al año anterior, de manera que los trabajadores se han consolidado como nuestro segundo renglón de exportación, superado tan solo por el petróleo. Hay dos explicaciones simplistas de este extraño crecimiento de las remesas: para los optimistas es una demostración de que los emigrantes colombianos son más preparados y tienen mejores trabajos que los demás latinos, y por eso no han sido tan afectados por la crisis económica. Para los pesimistas, se trata de operaciones de lavado de dinero a las que han tenido que recurrir los narcotraficantes ante el cierre de otros canales como los movimientos de divisas en efectivo. La verdad es que hay otras explicaciones menos emocionales y con mucho más sustento en hechos y datos para entender lo que está pasando. La primera es la revaluación del peso y la pérdida de valor del dólar. En este primer semestre las remesas provenientes de E.U. crecieron 15% en dólares, pero su valor en pesos se redujo un 1%. Lo que pasa es que las familias colombianas que reciben las remesas las usan para pagar obligaciones en pesos como arriendos, colegios o hipotecas, de manera que como la tasa de cambio promedio cayó de $2.200 a $1.800 para el primer semestre de este año, el emigrante tuvo que hacer el esfuerzo de mandar más dólares para cubrir el monto fijo en pesos. La debilidad del dólar (esta vez frente al euro que pasó de 130 a 1.55 entre el primer semestre del 2007 y el mismo período de este año), también ayuda a explicar el supuesto aumento de las remesas que vienen de Europa. Medidas en dólares sí aumentaron un 7,6%, pero al mirarlas en euros se ve que realmente disminuyeron un 6,6%, y su valor en pesos cayó en una proporción similar. Parecería que los colombianos en Europa, y particularmente en España sí están sintiendo los efectos de la recesión y de la pérdida de empleos en sectores como la construcción. Pero la causa principal del aumento de los ingresos por remesas son las que llegan de Venezuela, que crecieron un asombroso 135% en el año y duplicaron su participación en el total de remesas pasando del 5,5% al 11%. El crecimiento es todavía más asombroso si se recuerda que en el 2005, los colombianos en Venezuela tan solo mandaron a sus familiares US$11 millones y este año se estima que van a mandar cerca de Us$550 millones. ¿Cómo explicar este súbito arranque de generosidad de nuestros compatriotas en el vecino país con sus familias en Colombia? Muy simple. Es el gran diferencial entre la tasa de cambio oficial y la del mercado paralelo en Venezuela, y el cupo que tiene cualquier extranjero que demuestre que tiene familiares en otro país de enviarles hasta US$300 mensuales comprados a la tasa oficial. Con el incentivo de la gran ganancia de comprar dólares a 2.100 bolívares y venderlos a 4.000 ó 5.000 bolívares, ha surgido un enorme mercado de venta de cupos que no tiene nada que ver con la realidad de las remesas. macabrera99@hotmail.com ''En el primer semestre del año los envíos de dinero de colombianos en el exterior a sus familias llega- ron a 2.330 millones de dólares”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido