Aumentaron los préstamos para vivienda

Durante el cuarto trimestre del año pasado, el monto de los préstamos individuales desembolsados para compra de vivienda nueva y usada sumó 407.634 millones a precios constantes de 1994.

Finanzas
POR:
marzo 19 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-19

De la cifra, 211.714 millones se otorgaron para compra de vivienda nueva y 195.920 millones, para usada.

Según el Dane, esto representa un incremento de 43,7 por ciento respecto al mismo período del 2008. Al analizar el tipo de vivienda, la financiación para usada también aumentó 59,6 por ciento y para nueva, 31,6 por ciento, lo que confirma el buen desempeño de este índice.

La semana pasada, analistas habían advertido que el subsidio a la tasa de interés sería clave en esa tendencia al alza, especialmente desde mayo del 2009 cuando la gente empezó a pedir más créditos. Y así sucedió.

Aunque el auxilio beneficia la compra de casas o apartamentos nuevos, algunos coinciden en que el buen desempeño de los usados se habría dado porque mucha gente que decidió estrenar vendió el inmueble que tenía, dando pie a una dinámica del mercado.

El Dane también destaca incrementos en las viviendas financiadas en el cuarto trimestre del 2009 frente al mismo periodo del 2008, tanto en usadas (33,3 por ciento) como en nuevas (8,6 por ciento).

Además, llama la atención que el valor de los créditos entregados por las cajas y fondos presentaron un aumento de 1.065,9 por ciento: pasaron de 679 millones de pesos de 1994 en el cuarto trimestre del 2008 a 7.911 millones en el mismo trimestre del año pasado. Igualmente, los de la banca hipotecaria se incrementaron 46 por ciento, mientras que los del Fondo Nacional de Ahorro lo hicieron 2,9.

Al evaluar la cantidad financiada por tipo de vivienda, la de interés social (VIS) aumentó 3,7 por  ciento frente al mismo período del 2008, especialmente por el buen desempeño de los préstamos para VIS usada y nueva de 6,1 y 2,3 por ciento, respectivamente.

Durante los doce meses a diciembre del 2009, el Dane también reportó un alza de 6,2 por ciento en los montos, con 1,2 millones de pesos desembolsados para la compra de vivienda. Para la usada se entregaron 580.891 millones (es decir, aumentó 7,1 por ciento), mientras que la vivienda nueva  se respaldó con 698.047 millones (que representó un incremento de 5,4).  

En el consolidado de los dice meses, a diciembre, el número de soluciones financiadas presentó una variación de -6,8 que, según el Dane, se explica por  la reducción de 7,4 por ciento en el número de viviendas usadas y de 6,4 en las nuevas.

Sin embargo, por entidades el monto de los créditos entregados para la compra fue positivo para las cajas y los fondos de vivienda, lo mismo que para la banca hipotecaria que registraron aumentos de 52,9 y 10,2 por ciento, respectivamente. Por su parte, el FNA reportó caída de 25,2 por ciento.  

El número de VIS financiadas también bajó 16,2 por ciento con  respecto al  mismo período del año anterior, posiblemente como consecuencia de una mayor dinámica en los rangos medio y medio alto producto -de nuevo- por el subsidio a la tasas e incentivos como la disminución en las tasas de interés de intervención.