Aumento del salario mínimo sería el más bajo de la historia

En el alza para el 2014 es clave la inflación, que está en niveles históricamente bajos (1,84% anual a octubre), y además hay inquietudes sobre el impacto de los paros en la productividad.

Hasta ahora, el aumento más bajo se produjo en el 2009 (3,6 por ciento).

Archivo Portafolio.co

Hasta ahora, el aumento más bajo se produjo en el 2009 (3,6 por ciento).

Finanzas
POR:
noviembre 11 de 2013 - 09:51 p.m.
2013-11-11

Aún quedan tres semanas para que inicien las discusiones en la Comisión de Concertación Salarial y Políticas Laborales (conformada por empresarios, trabajadores y el Gobierno), y cuyo objetivo es definir el aumento de la remuneración básica mensual, que este año está en 589.500 pesos.

Si bien ninguna de las partes ha dado pistas sobre las cartas que llevarán a las reuniones, por lo pronto los dos ingredientes clave en el alza están dando señales de que el aumento no llegaría siquiera al 4 por ciento.

El primero es la inflación. Con la variación de los precios de octubre (-0,26 por ciento), que estuvo muy por debajo de lo esperado por los analistas, el IPC de los últimos doce meses alcanzó 1,84 por ciento. En el 2012, hasta octubre, dicha cifra iba en 3,06 por ciento, y el año terminó en 2,44 por ciento. Antes de conocerse el dato de octubre, los analistas pensaban que el IPC terminaría el 2013 en 2,57 por ciento.

Sin embargo, en el informe de inflación presentado el viernes, el Emisor dice que “los pronósticos para el final de año sugieren una elevada probabilidad de que la inflación se sitúe por debajo del 3 por ciento”. Asimismo, analistas consultados por 'Bloomberg' estiman que, en promedio, la inflación del 2013 será 2,3 por ciento.

Al revisar el reajuste salarial en los últimos cinco años, el aumento del mínimo ha estado, en promedio, 1,2 puntos por encima del IPC. Si se mantiene ese nivel, el alza sería de entre 3,5 y 3,7 por ciento.

Hasta ahora, el aumento más bajo se produjo en el 2009 (3,6 por ciento), cuando la inflación anual fue de 2 por ciento, la economía avanzó cerca de 1 por ciento y la productividad fue negativa.

Justamente, la otra carta es la productividad, tanto de la economía como del trabajo. Esta cifra deberá estar definida el 2 de diciembre, por lo que ya hay un equipo de Gobierno, empresarios y trabajadores definiendo el tema.

El año pasado, en un escenario en el que la economía creció 4 por ciento, la productividad fue de 0,71 por ciento. En el 2011, el PIB creció más de 6 por ciento, y la productividad fue de 1 por ciento.

Este año, hay varias cosas en la balanza. En un lado están las estimaciones de analistas y del Banrepública que convergen en un crecimiento cercano al 4 por ciento este año, a lo que se suma la mejora en el mercado laboral, vía aumento en el número de ocupados y reducción de la tasa de desempleo, así como la reducción de la carga de impuestos sobre la nómina.

Pero, en el otro lado, hay interrogantes. Por una parte, el crecimiento no ha sido homogéneo en los sectores, pues hay actividades como la industria, que continúan sin levantar cabeza. El otro tema es el impacto que han ocasionado los paros y protestas en distintos sectores de la economía.

Si no hay acuerdo entre empresarios y trabajadores, el Gobierno definirá el aumento por decreto, como ha sucedido en los últimos años. No obstante, hay quienes dicen que, por tratarse de una temporada electoral, el Gobierno podría abogar por una cifra que esté más a favor de los trabajadores.
ALGUNAS PROPUESTAS
Desde el sector privado han surgido varias fórmulas con lo que podría ser el aumento. El centro de estudios Anif señala que el incremento debe hacerse con la inflación (que estima sea de 2,6 por ciento este año), más la productividad, pero no el valor puntual del año sino la tendencia quinquenal, es decir 1,3 por ciento. En ese sentido, señala que el alza del salario no debería superar el 3,9 por ciento.

Por otro lado, Asofondos, gremio de las AFP, plantea la creación de un indicador que tome el crecimiento de la productividad, y que para los nuevos trabajadores el incremento sea solo la inflación.
luicon@eltiempo.com

Aumento del salario mínimo sería el más bajo de la historia | Finanzas | Economía | Portafolio