Aumentos salariales del 4 por ciento rondarán al sector privado este año

El tope de reajustes estará en el 6 por ciento. Algunas empresas revisan sus convenciones colectivas.

POR:
enero 31 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-31

Con el recorte fiscal anunciado por el Gobierno, quedó claro que los sueldos del sector público subirán este año hasta el 2 por ciento, la misma cifra que registró la inflación en el 2009. 

De otro lado, para los casi tres millones de trabajadores que devengan el salario mínimo el ajuste será del 3,64 por ciento y recibirán 515.000 pesos al mes. 

Ante este panorama, la pregunta es ¿qué aumento salarial deben esperar los trabajadores del sector privado? 

Según algunas entidades que analizan el tema, el ajuste promediará el 4 por ciento y el desempeño de cada trabajador tendrá mucho que ver.

Acrip, la asociación de gestión humana que realiza un estudio anual sobre los salarios en el país, explica que la cifra de aumento fue revaluada pues los presupuestos del sector privado para la vigencia 2010 se establecieron entre agosto y octubre, cuando se calculaba una inflación cercana al 4 por ciento. 

"Todo cambió con el dato del 2 por ciento y el promedio de aumento se ajustó sobre el 4 por ciento", dice Juan Antonio Pizarro, director de Acrip, quien además calcula que en el rango de entre 2 y 3,5 por ciento estarán los aumentos más bajos, que serían para los de menor desempeño; mientras que para los de mejor rendimiento o cargos 'críticos', la cifra rondará entre el 3,5 y el 5 por ciento. Un cargo 'crítico' es, por ejemplo, el del ingeniero que diseña software en una empresa que los comercializa. 

Rodrigo Montealegre, gerente del área de capital humano de Mercer afirma que hoy las empresas son más selectivas para reconocer y diferenciar los desempeños. "La política de remuneración salarial del sector privado está influenciada por el mercado con el cual se comparan y compiten las empresas. Factores como el sector en el cual se desenvuelven y la responsabilidad de cada cargo, son razones para asignar el salario de una posición", dice. 

Sin embargo, Pizarro, director de Acrip, apunta que las compañías que pertenecen a los sectores más afectados por la crisis económica del año pasado, harán el mismo aumento que anunció el Gobierno.

Por su parte, el empresario Mauricio Campillo, presidente de la Organización Solla, señala que en el sector privado no se acostumbran aumentos a 'rajatabla' para toda la nómina. "Se hacen estudios, se define la estrategia de la empresa y se definen los aumentos tratando de conservar a los mejores trabajadores y talentos, para que la competencia no se los lleve", explica. 

Los que pueden negociar

El presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), Julio Roberto Gómez, señala que el aumento de 4 por ciento para los salarios del sector público es bajo.

El dirigente destaca la revisión que algunas empresas, conjuntamente con sus trabajadores, están haciendo frente a las convenciones colectivas, que establecieron aumentos salariales iguales a la inflación más 1,5 o 2 puntos para este año. En el Valle, por ejemplo, aseguró Gómez, en una empresa del sector azucarero ya se acordó un aumento de 6 por ciento.

La CGT ha pedido a las empresas que por la vía de la concertación y el diálogo se pacten reajustes cercanos a 5 o 6 por ciento. Verbalmente, dice el dirigente, varios empresarios le han manifestado que incrementos de ese rango no les hacen daño a las finanzas de sus compañías.

Siga bajando para encontrar más contenido