Para las autoridades, el aeropuerto Enrique Olaya Herrera (Medellín) no resiste más tráfico aéreo

Según la Aeronáutica Civil, hay evidencias de que algunas aerolíneas han desviado el tráfico para llegar a la terminal que está ubicada en la capital antioqueña.

POR:
noviembre 15 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-15

Esa fue una de las conclusiones a las que llegó el Grupo Evaluador de Proyectos Aerocomerciales (Gepa) de la Aerocivil en su más reciente reunión. El grupo, presidido por el director de la entidad, Fernando Sanclemente, revisó las estadísticas relacionadas con las operaciones de esa terminal regional y observó una sorpresiva diferencia frente a las cifras que reporta el aeropuerto de Rionegro (Antioquia), José María Córdova, utilizado para atender vuelos nacionales e internacionales.

Mientras el primero reportó entre enero y septiembre 62.173 operaciones, el segundo apenas registró 34.556. Lo más grave es que los cálculos dan para prever que este año el aeropuerto de Medellín superará las 83 mil operaciones y en el 2009 se aproximaría a las 90 mil.

Incluso, ante la alarma que hay por un exceso en el tráfico aéreo en la capital antioqueña, la Aerocivil optó por posponer decisiones sobre nuevas rutas hacia esa ciudad, dándole largas a los planes de empresas como Avianca, Aerolínea de Antioquia (ADA) y la única colombiana de bajo costo, Easyfly.

Aunque el acta de la sesión del Gepa no menciona a alguna empresa en particular que esté incurriendo en prácticas no autorizadas, este diario pudo establecer que uno de los jalones de orejas fue para la estatal Satena.

"Con esta actuación se ha venido presentando desviación de tráfico de rutas troncales y secundarias a través de puntos de conexión dentro del territorio nacional", dice el acta del Grupo Evaluador, al tiempo que reseña que la generalización de esa práctica puede inducir a las empresas aéreas a intensificar vuelos al EOH, "aeropuerto que no está preparado para atender una demanda creciente de tráfico aéreo".

En el caso de Satena, EL TIEMPO intentó buscar una explicación relacionada con el tipo de operaciones que realiza en el Olaya Herrera pero no hubo respuesta alguna.

Entre tanto, la Aerocivil decidió enviar un oficio a las empresas de transporte aéreo que vienen prestando sus servicios en ese aeropuerto con el fin de que suspendan cualquier operación no autorizada, para lo cual deberán ajustar sus sistemas de reservas y comercialización. También les advirtió que no pueden publicitar rutas no avaladas.

Además de Satena, Easyfly, Aires y ADA tienen permiso para transportar pasajeros y carga desde y hacia el aeropuerto de Medellín, el cual fue reabierto en 1988 sólo como aeroparque, ya que de esa manera se minimizaban los riesgos de la operación aérea intensiva, se garantizaba mayor tranquilidad para los habitantes y menores niveles de ruido. También fue habilitado para atender los servicios de aerotaxis.

Normatividad

Mediante tres resoluciones, la Aerocivil definió los parámetros para la operación secundaria de transporte aéreo regular hacia y desde el Olaya Herrera. Se trata de un servicio regional para el cual están autorizadas las aerolíneas comerciales, pero que no hace parte de las rutas que la Aeronáutica define como troncales, las cuales conectan a las ciudades capitales que cuentan con aeropuertos mucho más robustos.

Es así como el Olaya Herrera sirve de centro de conexiones regionales para comunicar vía aérea a diez poblaciones del departamento de Antioquia y seis del Chocó, además de las ciudades capitales del Eje Cafetero. Ibagué, Mariquita, Bucaramanga, Barrancabermeja, Cúcuta, Montelíbano, Montería, Corozal y Tolú también hacen parte de la lista.

Las circunstancias actuales llevaron a la Aerocivil a iniciar un estudio que tiene como finalidad dar a conocer la capacidad operacional de la terminal de Medellín, de tal manera que se puedan definir los lineamientos de política aerocomercial en ese aeropuerto.

Una petición en ese mismo sentido había hecho Aero República al ente estatal, tras cuestionar un posible detrimento en las operaciones del aeropuerto de Rionegro, a propósito de las solicitudes de nuevas rutas hacia la capital antioqueña.

Se reabrió sólo como un aeroparque

La determinación de la Aerocivil de adelantar un estudio sobre la capacidad operacional del aeropuerto Olaya Herrera, antes de seguir permitiendo más vuelos a ese destino, es considerada como una 'decisión responsable', dice Aero República. Considera que la política aérea comercial sobre operaciones al Olaya Herrera no puede desconocer que ese aeropuerto se reabrió solo como aeroparque, para una aviación de carácter regional, como lo dicen las normas que lo regulan. Por esa razón es necesario que con base en el estudio técnico sobre el Olaya se defina un esquema claro y equitativo para el transporte aéreo de Medellín sin dejar de lado el aeropuerto José María Córdova.

RICARDO SANTAMARÍA DAZA
REDACCIÓN DE ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Siga bajando para encontrar más contenido