Autos: caen ventas aún con gasolina a la baja | Finanzas | Economía | Portafolio

Autos: caen ventas aún con gasolina a la baja

Autos: caen ventas aún con gasolina a la baja

POR:
septiembre 04 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-04

Los fabricantes de automóviles tuvieron en agosto otro mes aciago, sin que el leve abaratamiento de las gasolinas ni los planes de descuentos de algunas compañías pudieran frenar las caídas generalizas en las ventas.

El poco interés de los consumidores por las camionetas y los SUV, hasta hace poco muy populares en E.U., ha hecho de agosto el décimo mes consecutivo con caídas.

La situación puede empeorar en el segundo semestre del año, advirtió Ford, uno de los tres grandes fabricantes del país y uno de los más afectados por el paso de los conductores a coches más pequeños y eficientes.

Ford sufrió en agosto un fuerte retroceso en sus ventas del 27 por ciento, en el que influyó de manera determinante el desplome en la demanda de camionetas y SUV.

Según datos de la compañía, en agosto pasado las ventas de los SUV (Sport Utility Vehicles) cayeron un 53 por ciento y las de camionetas y monovolúmenes un 38,5 por ciento. La venta de automóviles de menor tamaño también retrocedió, si bien solo un 8,9 por ciento, y ello pese a que la demanda del Ford Focus ascendió un 23 por ciento y la del Escape un 17 por ciento.

Jim Farley, vicepresidente de Marketing y Comunicación del grupo Ford, advirtió que el negocio en el segundo semestre "será más complicado que en el primero, ya que la debilidad de la economía y la contracción del crédito continúa".

General Motors (GM), el mayor fabricante del país, sufrió un descenso del 20 por ciento en agosto, cifra que se sitúa en el mejor de los escenarios que habían pronosticado los expertos.
De hecho, pese a este desplome, agosto fue el mejor de los meses de 2008 para GM, que lanzó un plan de descuentos con los precios que ofrece a sus empleados, y que se extenderá también hasta septiembre.

Al igual que el resto, GM sufrió con mayor intensidad la debilidad del mercado en el segmento de camionetas y SUV, que retrocedieron en un 24 por ciento con respecto a un año antes.
Los directivos de la compañía confían en que a partir de ahora, con la relajación de los precios de la gasolinas y la mejora de la coyuntura económica, el mercado repunte, luego de haber tocado fondo, dijo Mark LeNeve, vicepresidente de ventas y marketing para el área de Norteamérica.

Durante el mes de agosto, el precio de la gasolina retrocedió un 10 por ciento, después de haber tocado el máximo el 17 de julio pasado, cuando llegó a 4,114 dólares por galón (3,78 litros). No obstante, la incertidumbre, la pérdida de empleos y la crisis inmobiliaria mantienen a los consumidores en un estado de extrema cautela, lo que afecta a las ventas.

El Grupo Toyota cerró, por su parte, el pasado mes de agosto con un total de 211.533 vehículos vendidos, un 9,4 por ciento menos que en el mismo período del año pasado.

El grupo vendió 182.252 unidades de la división Toyota, un 9,4 por ciento menos que en el mismo período de 2007, y 29.281 vehículos de la marca de lujo Lexus, un 9,1 por ciento menos, detalló la empresa.

Entre las diferentes líneas de Toyota, los autos de pequeño tamaño sufrieron una caída del 3,4 por ciento, aunque se salvaron los modelos de bajo consumo Camry y Camry Hybrido, que experimentaron una subida del 3,3 por ciento.

Lo más destacado de Honda fue el incremento del 30 por ciento que registró en la demanda de sus coches híbridos.

Nissan aumentó sus ventas en agosto en 13,6 por ciento. Las autos cayeron 1 por ciento, y la de camionetas ligeras crecieron 35 por ciento.

Siga bajando para encontrar más contenido