Avalan atomizador para vacunas

Vacunar a los bebés y en general a todos los niños contra la gripe por medio de un atomizador nasal es mucho más eficaz que la inyección, según un estudio que compara ambos métodos de inoculación.

POR:
mayo 08 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-05-08

El estudio, presentado la semana pasada en una reunión sobre salud infantil, encontró que el atomizador es un 55 por ciento más eficaz que la vacuna antigripal tradicional, en una investigación que comprendió a casi 8.000 niños menores de cinco años. El rocío nasal FluMist, la única vacuna fabricada con virus vivo pero debilitado de la gripe, se vende actualmente para niños mayores de cinco años. El fabricante MedImmune Inc., que financió el estudio, pedirá autorización para vender FluMist a niños menores de cinco. Para los especialistas, el resultado tiene consecuencias importantes para la salud pública. Los médicos saben desde hace mucho tiempo que las vacunas antigripales son menos eficaces en niños muy pequeños que en los de más edad o los adultos. Y los niños son los principales vectores del virus de la gripe, al provocar el mal en personas mayores que tal vez no sobrevivan. “Pensamos que para controlar la gripe, hay que vacunar a todos los niños”, dijo el médico Robert Belshe, destacado especialista en vacunas de la Universidad de St. Louis que dirigió el estudio. De acuerdo con el especialistas, todo lo que vuelva más fácil y efectivo (vacunar) a los niños contribuirá muchísimo a la protección contra la gripe. De otra parte, la investigación sí encontró un motivo de gran preocupación para los científicos: algunos de los pacientes más jóvenes, de entre seis meses y dos años de edad, tuvieron ataques de jadeos asmáticos en las semanas posteriores a la aplicación de la primera dosis de FluMist. El riesgo fue leve -cerca de un uno por ciento más mostró esos síntomas después de recibir FluMist comparado con los que fueron inyectados- y la reacción fue parcialmente temporal. Pero Belshe y su equipo están analizando si en verdad el riesgo compensa la mayor protección, y los reguladores sin duda preguntarán si FluMist debe ser usado después de los dos años. Belshe y colegas de 16 países estudiaron a niños de entre seis meses y cinco años durante la temporada de gripe del 2004. Cada pequeño recibió las dosis de vacuna por vía nasal e inyectable, pero sólo una era la vacuna verdadera en lugar de suero fisiológico para permitir una comparación desprejuiciada. Para el final del invierno, sólo el 3,9 por ciento de los que recibieron la vacuna por vía nasal se enfermaron de gripe, comparado con el 8,6 por ciento de los inyectados. Más interesante aún, ese invierno empezó a circular una cepa levemente distinta de la que usaba la vacuna, y el atomizador resultó más eficaz que la inyección. AP

Siga bajando para encontrar más contenido