Avances y retos en las políticas públicas de seguridad vial

Los accidentes de tránsito en Colombia, cada día se convierten en parte de las noticias asociadas con tragedias que durante el año 2013, cobraron 6.219 muertos y 41.824 heridos, con un incremento de 1,3% y 6,0% respectivamente, comparado con el año 2012.

Bogotá contribuyó con el 19,0% de los accidentes, 8,0% de los muertos y 36,7% de los heridos.

Archivo Portafolio

Bogotá contribuyó con el 19,0% de los accidentes, 8,0% de los muertos y 36,7% de los heridos.

Finanzas
POR:
octubre 28 de 2014 - 02:48 p.m.
2014-10-28

El problema es considerado complejo y multicausal que, por lo mismo, requiere de políticas serias y consistentes, que estén lideradas por el más alto nivel de la administración pública, que contemple una organización institucional fuerte, con recursos suficientes y permanentes para diseñar y desarrollar estrategias a mediano y largo plazo, de tal manera que los resultados obtenidos a partir de los programas y proyectos interinstitucionales que se apliquen sean soportados y argumentados técnicamente con base en diagnósticos que evidencien los factores que contribuyen a la generación de los accidentes viales tanto en áreas urbanas como rurales.

El actual gobierno mediante la promulgación de la Ley 1450 de 2011, Plan Nacional de Desarrollo 2110-2014 “prosperidad para todos”, declaró por primera vez en la historia de Colombia la seguridad vial como política de estado haciendo un llamado de toda la comunidad internacional para declarar ésta, como la década de acción en seguridad vial, que trascienda los planes y programas de un período de gobierno.

Esta declaración le dio un impulso muy importante a las acciones previas que no habían tenido un enfoque claro sobre la necesidad de enfrentar esta problemática con decisión y con el liderazgo que se requiere para garantizar sostenibilidad en el largo plazo.

Al respecto, es importante resaltar las siguientes actuaciones lideradas por el Ministerio de Transporte con el apoyo del Congreso y de organizaciones sociales, académicas y gremiales tal como la Asociación Colombiana de Ingenieros (ACIEM) quienes han participado activa y proactivamente en estas convocatorias:

1. Ley 1503 de 2011, “por la cual se promueve la formación de hábitos, comportamientos y conductas seguros en la vía y se dictan otras disposiciones”.

2. Ley 1702 de 2013, “por la cual se crea la Agencia Nacional de Seguridad Vial y se dictan otras disposiciones”

3. Resolución 2273, del 6 de Agosto de 2014, "Por la cual se ajusta el Plan Nacional de Seguridad Vial 2011 -2021 y se dictan otras disposiciones"

En la Ley 1503, se establecen lineamientos sobre educación vial, enseñanza obligatoria de la seguridad vial desde el nivel preescolar hasta la educación media, entre otros temas, así como la obligatoriedad de elaborar los Planes Estratégicos de Seguridad Vial (PESV).

La reglamentación de esta ley se realizó mediante el Decreto 2861 de diciembre de 2013, suscrito por los ministerios de Salud y Protección Social, de Educación Nacional y de Transporte, presentando un avance muy importante en “Acciones y procedimientos en materia de seguridad vial”, “Planes estratégicos de consumo responsable de alcohol y su adopción por parte de los establecimientos de comercio”, “Planes estratégicos de las entidades, organizaciones o empresas en materia de seguridad vial”, las cuales requieren un fortalecimiento institucional del Ministerio de Educación y del mismo Ministerio de Transporte, para iniciar su ejecución y el desarrollo de un proceso de socialización y capacitación en todos los ámbitos empresariales e institucionales para que se aplique adecuadamente.

La creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), es uno de los principales retos para lograr una restructuración institucional alrededor de un organismo que se convierte en la máxima autoridad para “la aplicación de las políticas y medidas de seguridad vial”, y “tendrá como objeto la planificación, articulación y gestión de la seguridad vial del país.

Esta Ley representa un importante reto que en otros países ha dado resultados efectivos para orientar todas las acciones con unos objetivos específicos, recursos y autoridad suficientes para convocar a todas las instituciones representativas encargadas de la gestión y aplicación de los planes, programas y proyectos estructurados desde esta entidad.

Por lo anterior, el nuevo Plan Nacional de Seguridad Vial para Colombia, ajustado y actualizado, se convierte en la mejor herramienta para definir los derroteros orientados a tratar con suficiente profundidad los factores que contribuyen a la generación de escenarios de riesgo para la movilidad segura de las personas. Sin embargo, el reto queda a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad Vial para liderar su ejecución mediante procesos de coordinación interinstucional y seguimiento permanente de los resultados esperados.

Es claro que a la sociedad civil le corresponde un compromiso igual o superior, para que las políticas de estado formuladas y planificadas se ejecuten y logren dichos resultados. Dentro de estos compromisos están el acompañamiento mediante la conformación de veedurías ciudadanas informadas así como comprometernos en participar en los procesos de capacitación para que, desde nuestras profesiones y actividades, participemos activamente haciendo de la seguridad vial una cultura basada en la gestión consciente del riesgo que representa conducir un vehículo o transitar como peatón.

ACIEM considera que este es el camino a recorrer, que las grandes inversiones que se están planificando en infraestructura vial, deben estar acompañadas de estas acciones. La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) así lo cree y celebramos la inclusión de la planificación y gestión de la seguridad vial en los nuevos compromisos de las nuevas concesiones de cuarta generación.

ACIEM, de otro lado está ofreciendo el primer Diplomado Virtual para el “Fortalecimiento de Competencias Conceptuales y Técnicas en Seguridad Vial”, dictado por los más importantes docentes en las áreas de seguridad vial, además del Ingeniero Néstor Sáenz Saavedra, los Ingenieros Ary Bustamante y Hernán Otoniel Fernández O.

El hecho de que sea un Curso Virtual, donde las clases se dictan en forma directa por los instructores permite que los estudiantes pueden participar en línea desde su casa u oficina o desde cualquier lugar del mundo, mediante interacción directa y la realización de prácticas, exposiciones y consultas, se facilita con la utilización de tecnologías y plataformas modernas y eficientes de comunicación.

Más información del Diplomado en el siguiente enlace:

http://www.aciem.org/home/index.php?option=com_content&view=article&id=12356&Itemid=887