Ayuda adicional anunció Tesoro mientras se aprueba plan de rescate en Congreso

El Congreso de E.U. se encuentra, a esta hora, en debate para aprobar proyecto de salvamento. A su vez, el Tesoro anunció la emisión de US$140.000 millones en bonos de deuda.

POR:
septiembre 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-09-29

Este texto de 106 páginas se inicia con una exposición del secretario del Tesoro, Henry Paulson, indicando que el Estado va a comprar 700.000 millones de dólares en activos dudosos vinculados al crédito hipotecario.

El proyecto, llamado "ley de estabilización económica de urgencia", tiene como objetivo "proporcionar inmediatamente el poder y los medios que podrá utilizar el secretario del Tesoro para restablecer la liquidez y la estabilidad del sistema financiero de Estados Unidos".

Su fin es proteger el valor del ahorro y de los bienes inmuebles de los contribuyentes, preservar la propiedad, promover el crecimiento económico y maximizar los réditos de las inversiones.

El proyecto de ley plantea un límite en el tiempo al plan de rescate, al 31 de diciembre de 2009. Puede ser extendido a solicitud del gobierno, por un máximo de dos años tras la adopción de la ley.

Al poder ser enmendado el contenido del proyecto, los líderes demócratas y republicanos deben debatir sus disposiciones con otros legisladores del Congreso. 
   
Así son los puntos del acuerdo

Posibilidad del Tesoro de comprar en un primer momento hasta 250.000 millones de dólares de activos dudosos o invendibles. Esa suma puede elevarse a 350.000 millones a solicitud del presidente. Derecho de veto del Congreso para las compras por sumas superiores, que en todo caso no pueden superar los 700.000 millones dólares.

Participación del Estado en el capital y en los beneficios de las sociedades a las que se aplica el plan de rescate.

Mandato acordado al secretario del Tesoro para labores de coordinación con las autoridades y los bancos centrales de otros países, y poner así en marcha planes similares. Limitación de las indemnizaciones para los directivos que dejan las empresas.

Fin de los contratos blindados ("paracaídas dorados") de varios millones de dólares para esos directivos, que dejaron el cargo o dimitieron, tras haber trabajado en sociedades que vendieron activos al Tesoro.

Limitación de los pagos extraordinarios que estimulan la toma de riesgos inútiles. Límite de 500.000 dólares para las remuneraciones de directivos que pueden beneficiarse de deducciones fiscales.

Reembolso de los bonos otorgados sobre beneficios hipotéticos que, finalmente, no se produjeron.

Vigilancia y transparencia

Consejo de vigilancia integrado por el presidente de la Reserva Federal, el secretario del Tesoro y el presidente de la SEC (regulador bursátil).

Presencia del Tribunal de Cuentas (GAO) en el Tesoro para vigilar y proceder a la auditoría del plan de compra de activos.

Designación de un inspector general independiente para supervisar las decisiones del Secretario del Tesoro.

Transparencia de las transacciones, con su publicación en Internet.

Examen por la justicia de las medidas del Secretario del Tesoro.
   
Medidas contra los embargos inmobiliarios

Revisión de las condiciones de préstamos hipotecarios para reducir los dos millones de embargos previstos en 2009.

Autorización para el Estado de revisar las condiciones de préstamos hipotecarios otorgados a deudores en dificultades.

Ayuda a los pequeños bancos comunitarios afectados por la crisis del crédito hipotecario, y reducción de las pérdidas causadas por la caída de las acciones de Fannie Mae y Freddie Mac, para permitir créditos a las pequeñas y medianas empresas.

Siga bajando para encontrar más contenido