Ayuda arábe al Líbano por US$2.500 millones

Arabia Saudí, Kuwait y los Emiratos Arabes Unidos (EAU) recaudaron ayudas para el Líbano por valor de casi 2.500 millones de dólares en las últimas semanas.

POR:
agosto 01 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-08-01

Arabia Saudí desbloqueó 1.500 millones de dólares en forma de un depósito de mil millones al Banco de Líbano para apoyar la moneda local y una ayuda de 500 millones de dólares. Se trata de la ayuda más importante que Arabia Saudí, primer exportador de petróleo del mundo, concede de una vez a otro país. Kuwait, otro país petrolero aliado de E.U., decidió el domingo destinar una ayuda de 800 millones de dólares, repartida en un depósito de 500 millones de dólares al banco central de Líbano y una ayuda de 300 millones de dólares. Por su parte, los EAU enviaron al Líbano 20 millones de dólares. Las campañas de recogida de fondos también contribuyeron al paquete de ayudas para el Líbano: 29 millones de dólares fueron recaudados en un programa de televisión en Arabia y 13 millones de dólares en una iniciativa similar en los EAU. Este último estableció además un puente aéreo para el envío de ayuda humanitaria y junto con Arabia Saudí anunció la instalación de un hospital de campaña en Beirut dotado con cien médicos. Pero mientras el dinero llega por los bancos, por las rutas de salida del Libano se vive otra crisis. La ONU alertó en Beirut porque la escasez de gasóleo y la falta de seguridad para sus camiones dificultan el envío de convoyes con ayuda humanitaria al sur del país, donde se encuentra la población más vulnerable del Líbano. Según la ONU, Unicef y Acnur, hay muchas dificultades de acceso, por el bombardeo de carreteras y puentes, a pueblos y aldeas donde se refugia la población más débil o más pobre, que no ha podido huir. Según denunciaron, cada convoy debe ser negociado entre la ONU en Líbano y el gobierno de Israel con mediación de la sede en Nueva York y la oficina de Jerusalén. Cada convoy consta de entre 12 y 14 camiones -con alimentos, medicinas, colchones y mantas-. Pero el problema del gasóleo, que afecta a todo el país, significa que las agencias de la ONU solo tienen reservas de combustible para sus camiones para las próximas 48 horas, recordaron. Actualmente hay cerca de 900.000 personas desplazadas por la guerra. Efe E.U. NO PIDE UN ALTO El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, volvió a negarse ayer a reclamar una tregua inmediata en Líbano, esgrimiendo el derecho de Israel a defenderse, lo que augura difíciles discusiones en el Consejo de Seguridad de la ONU en procura de parar los combates y bombardeos que diezman poblaciones civiles.

Siga bajando para encontrar más contenido