Ayudas por $2.500 millones a damnificados por invierno Las entregas se harán a las familias afectadas de cuatro departamentos.

Ayudas por $2.500 millones a damnificados por invierno Las entregas se harán a las familias afectadas de cuatro departamentos.

POR:
noviembre 01 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-01

BOGOTÁ. A través de la Dirección de Prevención y Atención de Desastres del Ministerio del Interior y Justicia, el Gobierno Nacional está haciendo entrega de apoyo alimentario, de aseo, cocina y material de construcción por un valor de 2.500 millones de pesos para los departamentos de Atlántico, Bolívar, Guajira y Magdalena. Esta ayuda humanitaria tiene como finalidad apoyar las familias afectadas por la fuerte temporada invernal que azota el territorio nacional. Luz Amanda Pulido, directora de la oficina de Prevención y Atención de Desastres del Ministerio del Interior y de Justicia, en unión con representantes de la Cruz Roja Colombiana, la Defensa Civil Colombiana y el Sistema Nacional de Bomberos, en aviones de la Fuerza Aérea Colombiana en la mañana de este miércoles, hicieron entrega de una parte de la ayuda en Cartagena a través del Comité Local de Prevención y Atención de Desastres. Entre tanto, en Manizales, un gigantesco derrumbe destruyó siete casas y obligó a la evacuación de otras sesenta en un sector residencial del norte de la ciuydad de Manizales, informaron las autoridades locales. La emergencia se registró a primera hora de ayer en los barrios Sinaí y Solferino, en la llamada Ciudadela del Norte de Manizales, dijo el director de la Oficina Municipal de Prevención y Atención de Desastres, Carlos Alberto García. El derrumbe no causó víctimas, dijo el funcionario, pero indicó que las autoridades tratan de confirmar una versión de vecinos que advierte que en el área del desastre dormía un indigente. García dijo que los ocupantes de las viviendas destruidas lograron evacuarlas de manera oportuna, por lo que no se presentaron víctimas. Además de las siete casas destruidas, señaló el funcionario, “sesenta más fueron evacuadas por prevención, debido a la inmensidad de la masa que se desplazó”. Los bomberos de la ciudad, que es la capital departamental de Caldas, calcularon en unos 50.000 metros cúbicos el volumen de tierra que se derrumbó. Las autoridades locales realizan un censo de población para establecer el número de damnificados. El país afronta la última temporada lluviosa del año, que se prolongará hasta diciembre, según el Ideam.

Siga bajando para encontrar más contenido