Azúcar amarga

Azúcar amarga

POR:
noviembre 10 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-10

Aunque la normalidad ha regresado en forma paulatina al Valle del Cauca, con el retorno al trabajo de miles de trabajadores vinculados al cultivo de caña de azúcar, no todo ha vuelto a ser como antes. Por una parte, todavía tres ingenios están pendientes de concluir sus respectivos acuerdos, mientras que es difícil todavía evaluar las pérdidas que dejaron casi dos meses de paro.

Pero quizás más llamativo es el enfriamiento entre el Gobierno Nacional y los representantes de una industria esencial en una región rica en recursos, pero también en desafíos de todo tipo.

Así quedó en claro durante el fin de semana cuando el presidente Álvaro Uribe sostuvo desde México que cortar caña "es un trabajo de esclavos". La afirmación generó voces de protesta en Cali y confirmó de paso los roces que venían aflorando con el sector privado desde cuando el mandatario trató de mediar, sin éxito, en el cese de actividades. En diferentes oportunidades hubo desde la Casa de Nariño alusiones al capitalismo salvaje o a la falta de sensibilidad social, que fueron interpretados como 'puyas' ante la dureza en una negociación que no tuvo nada de fácil. 

Siga bajando para encontrar más contenido