La baja demanda, el principal problema

La merma en las ventas, o la baja demanda de los productos, sigue siendo el principal problema de las empresas.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

Eso opina el 28,1 por ciento de los empresarios consultados en la encuesta sobre Clima de los negocios de Opinómetro para PORTAFOLIO. Esta preocupación ha ocupado uno de los primeros lugares en las preocupaciones de los empresarios, al menos desde el tercer trimestre del 2004. Por ciudades, el mayor índice se presenta en Manizales, con 33,3 por ciento de las empresas encuestadas, seguida por Barranquilla, con 32,1 y Bogotá con 31,6 por ciento; en el último lugar, de las 12 ciudades encuestadas, está Pereira con el 15 por ciento. Vale la pena destacar que, por tamaño de empresas, la baja demanda afecta más a las micro, pequeñas y medianas, mientras que para las grandes, con más de 200 empleados, el tema no es de mayor incidencia y, en muchas, nulo. De las 36 actividades encuestadas las diferentes empresas, en las que más se ha sentido la baja demanda han sido los sectores de transporte terrestre con el 57 por ciento, mientras que edificaciones (construcción) y transporte, lo reportaron con el 50 por ciento. Los medios de comunicación como la radio y la televisión lo reportaron con el 47,1 por ciento y los cultivos de frutas y hortalizas, lo mismo que las empresas fabricantes de productos químicos, lo hicieron con el 40 por ciento. La baja demanda también fue identificada como el principal problema en las obras de ingeniería civil (38,7 por ciento), odontólogos (34,5), restaurantes (33,8), cuero caucho plásticos y calzado (31,8), finanzas (31,6), producción avícola (31,3) y comercio al por mayor en el 30 por ciento. En segundo lugar, las tasas de interés se constituyen en la principal talanquera para el 16,1 por ciento de las compañías encuestadas. Para el 50 por ciento de las empresas ganaderas y las aseguradoras encuestadas, este tema ocupa el primer lugar. El tercer lugar lo comparten, con 13,2 por ciento de los empresarios, la cartera y la devaluación de la moneda local; la primera pesa bastante en las empresas de finanzas (31,6) y fabricación de automotores (40 por ciento. Frente a estas dos situaciones, la demora en el pago de las facturas por parte de los compradores está incidiendo de forma directa en las compañías. Esta queja ha estado dirigida a las grandes superficies, según informes del gremio de las Pymes.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido