Baja demanda: reto de centros comerciales

No era fácil imaginar que un centro comercial se inventara un perfume para dejar ‘huella olfativa’ en sus clientes y así atraerlos a comprar, como lo hará en pocos días el centro comercial Gran Estación de Bogotá, al mejor estilo de los centros comerciales chilenos o de Estados Unidos.

POR:
mayo 06 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-06

Tampoco pasaría en la mente una alianza del centro comercial Plaza Imperial con Panaca para trastear animales de la granja en las afueras de Bogotá para estimular a grandes y chicos a comprar en sus almacenes en el marco del mes del niño, como lo hizo por estos días. Estas estrategias de mercadeo, así como las de ampliación y la aparición de nuevas marcas en los complejos comerciales como ocurre en Unicentro, Avenida Chile o El Retiro, son las que pretenden mitigar los efectos por la crisis económica que en los últimos meses les ha significado una caída del 16 por ciento en las ventas en todo el país, según cifras del sector que se reúne desde hoy en la Convención Nacional de Centros Comerciales, en el Centro de Convenciones Gonzalo Jiménez de Quesada, en Bogotá. Y es que la situación no ha sido fácil para estos complejos que se han dinamizado en los últimos años al lado de un crecimiento económico que hoy está de capa caída. Gustavo Aristizábal, gerente de Gran Estación, y quien ha tomado la vocería del sector para el evento que empieza hoy con expertos de varios países, explica que estos comerciantes se enfrentan al resultado de un crecimiento importante en metros cuadrados de venta versus un menor ritmo de las ventas. En ese sentido, también en el sector se analiza que llegó la hora de replantear la expansión de centros comerciales al ritmo que traían. Entre algunos empresarios se comenta de proyectos retrasados y de centros comerciales con locales desocupados desde hace mucho tiempo y sin señales de mejoría. Fuerte caída en Bogotá Además del 16 por ciento de la caída en las ventas a causa de la desacelera- ción de la economía, los centros comerciales de Bogotá experimentan una reducción del 35 por ciento en las ventas en los días hábiles, a causa del Pico y Placa que se adoptó recientemente. El cálculo de Fenalco es que las visitas se han reducido en un 42 por ciento, en promedio. Fenalco estima que por esa razón los centros comerciales de la ciudad, cerca de 90, han recortado 2.000 empleos. En el caso del centro comercial Gran Estación que tiene 400 estableci- mientos, el recorte ha afectado a 116 personas. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido