Baja exploración de petróleo preocupa a la industria

La caída en los presupuestos designados para buscar crudo y el aumento de la producción reducirían la vida de las reservas.

Este año las empresas planean explorar 91 pozos, 22 menos que el año pasado.

Archivo particular

Este año las empresas planean explorar 91 pozos, 22 menos que el año pasado.

Finanzas
POR:
febrero 13 de 2015 - 02:33 a.m.
2015-02-13

Paradójicamente la buena noticia revelada  por el Ministerio de Minas y Energía en torno a la producción petrolera de enero, que superó por cuarto mes consecutivo el millón de barriles, implica también un reto en materia de reposición de reservas.

Es que la caída de los precios del crudo ha llevado a las empresas petroleras a reducir sus inversiones y enfocar los recursos hacia los activos que generen mayor flujo de caja. Bajo esa lógica, el rubro que más se ha visto reducido en la mayoría de las empresas es el de exploración.

Las cifras de la Asociación Colombiana del Petróleo, ACP, indican que mientras el año pasado se hicieron 113 pozos exploratorios, este año las empresas programan la perforación de solo 91. El gremio sostiene que, según las tasas de éxito exploratorio, el país necesita construir en promedio 200 pozos al año para garantizar que se encuentren los recursos necesarios para el país.

“Otra explicación es que, de pronto, no se exploró lo deseable cuando pudimos hacerlo. Lo cierto es que desde el año 2010 hemos apreciado que cae la exploración sísmica. Las razones de esto han tenido que ver con dificultades en temas de licenciamiento, bloqueos, atentados terroristas”, explicó Francisco Lloreda, presidente de la ACP.

De acuerdo con el presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, Sergio Clavijo, las empresas pueden superar los bajos precios durante el 2015 y el 2016 mediante recortes presupuestales y extrayendo todo el crudo que sea posible. Pero, “si nos comemos tres años y no buscamos nuevos recursos petroleros, vendrá una situación difícil en materia de reservas”, señaló.

En la actualidad, con el ritmo de producción por el orden del millón de barriles, las reservas de Colombia alcanzarían para menos de siete años.

La baja efectividad en la exploración y el declive en los campos maduros implican otro riesgo para las reservas a largo plazo del país.

NO HAY ALTERNATIVA

De acuerdo con el analista y socio fundador de AMV consultores, Alejandro Martínez, en este momento coyuntural las empresas no tienen alternativa distinta a concentrarse en incrementar la producción. “La caída de los precios es un impacto muy fuerte y va a generar que se reduzcan inversiones, la única manera de contrarrestar este efecto es aumentar la producción”, explicó.

“Por supuesto que hay que aumentar las inversiones en exploración del país, pero eso se logra generando más caja”, agregó Martínez.

Para el experto en temas petroleros, en la medida en que se recuperen los precios se reanudarán las campañas exploratorias. “Este no es el momento para preocuparse por las reservas”, concluyó.