Bajan las ganancias en el sistema financiero

Caída en acciones golpeó a los fondos administrados.

Las menores ganancias estuvieron por el lado de los fondos de pensiones y cesantías.

Archivo Portafolio.co

Las menores ganancias estuvieron por el lado de los fondos de pensiones y cesantías.

Finanzas
POR:
abril 12 de 2013 - 03:43 p.m.
2013-04-12

A la caída en cerca de un punto porcentual del principal indicador accionario de la Bolsa de Valores de Colombia (IGBC), en febrero, fue atribuida la menor dinámica de las ganancias del sector financiero colombiano en ese periodo, las cuales estuvieron 2,1 billones de pesos por debajo de las de un año atrás.

Los más afectados fueron los fondos que manejan tanto las sociedades administradoras de pensiones y cesantías (AFP) como las fiduciarias, que a febrero del 2013 ganaron, respectivamente, 1,1 y 1,4 billones de pesos menos que en similar mes del 2012.

Pero al mirar el balance del conjunto de establecimientos vigilados por la Superintendencia Financiera, incluidos los fondos administrados, los resultados no dejan de sorprender, pues sus utilidades se acercaron a los 8 billones de pesos.

Solo los establecimientos de crédito, incluidos los bancos, registraron una utilidad por encima de los 1,5 billones de pesos, esto es 35 por ciento más que en febrero del 2012, señala la Superfinanciera.

Los bancos acumularon al cierre del segundo mes del año unas ganancias de más de 1,3 billones de pesos, las cuales representan el 86,5 por ciento de las utilidades alcanzadas por los establecimientos de crédito en ese periodo.

Su crecimiento anual fue de 37,3 por ciento.

En la industria aseguradora, por su parte, el crecimiento de las utilidades fue cercano al 25 por ciento, pues estas pasaron de 223.347 millones a 279.032 millones de pesos entre febrero del 2012 e igual mes del presente año.

Destaca la Superfinanciera la desaceleración que trae la cartera de créditos del sistema, toda vez que a febrero creció a una tasa real anual del 13,3 por ciento, mientras que un año atrás lo hacía a un ritmo del 16,3 por ciento.

Así las cosas, el saldo de la cartera de créditos se situó por encima de los 250 billones de pesos.