Bajar intereses pondría en riesgo la cartera: banqueros

Comerciantes sostienen que el sector financiero se siente cómodo prestando muy cerca del nivel de la usura. Agricultores dicen que el sector necesita más que menores tasas de interés.

El presidente Santos hizo un llamado para que los bancos bajen los intereses.

Archivo Portafolio.co

El presidente Santos hizo un llamado para que los bancos bajen los intereses.

POR:
octubre 24 de 2013 - 03:49 a.m.
2013-10-24

A menos de 48 horas para que se cumpla la décima reunión del año de la Junta Directiva del Banco de la República, en la que es muy poco probable que se adopte una reducción en la tasa de intervención del mercado, según opinión de la mayoría de analistas, el presidente Juan Manuel Santos volvió a enviar un mensaje, esta vez a los banqueros, para que en un esfuerzo adicional bajen el costo del dinero que colocan entre el público.

“Yo creo, apreciados banqueros, que es hora de hacer cuentas y de mirar qué más podemos hacer para que los créditos en general sean más baratos para los colombianos”, indicó el mandatario.

La petición generó distintas reacciones tanto entre empresarios del sector real, quienes se mostraron de acuerdo con la solicitud del Presidente, como de la misma banca, que consideró que hoy el nivel de las tasas de interés es uno de los más bajos de los últimos años.

No obstante, los banqueros reconocieron que tanto en el microcrédito como en los préstamos de consumo continúan siendo los más costosos del mercado en consideración a que esos recursos se colocan con un mayor nivel de riesgo.

Hoy, mientras que un empresario grande puede conseguir recursos con la banca a una tasa promedio de 10,4 por ciento anual, el microempresario lo hace a 33,7 por ciento, según indican las estadísticas de la Superintendencia Financiera.

Eso sin contar con la comisión de 5 o 6 por ciento que pueden cobrar sobre el monto de cada préstamo.

La diferencia se hace más grande cuando se trata de créditos preferenciales, los cuales se conseguían, hasta la primera semana de octubre, a tasas promedio de 7,3 por ciento. En consumo, hoy los bancos prestan en promedio a 17,4 por ciento, cuando un año atrás la tasa era de 18,5 por ciento.

Pero el costo más alto sigue estando por el lado de las tarjetas de crédito, en las que hoy se aplica un interés de 28,7 por ciento en promedio en las personales y de 28,2 por ciento en las empresariales.

María Mercedes Cuéllar, presidenta de la Asociación Bancaria, sostiene que el mayor costo en esos créditos está asociado al riesgo de esas carteras.

“Si se reducen mucho las tasas, se corre el riesgo de que se pueda desbordar el crédito, lo que llevaría a que se eleven las provisiones a la banca y la tasa de intervención del Emisor suba para contener la dinámica de la cartera, lo cual no es sano”, explicó Cuellar.

De hecho, las autoridades han llamado la atención, en especial frente al microcrédito, cuya cartera se ha deteriorado, en parte porque los bancos venían prestando con bastante facilidad.

“Las tasas están muy bajitas frente a lo que se ha tenido en el pasado; no quiere decir que no se puedan bajar más, pero de golpe se corre el riesgo de que se comience a dañar la cartera y empiece a surgir otro tipo de problemas”, sostuvo la presidenta de la Asociación Bancaria. Pero algo muy distinto piensan los comerciantes.

Guillermo Botero, presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), cree que hay espacio suficiente para que la banca reduzca el costo del dinero que presta, algo que vienen pidiendo desde hace tiempo.

En su opinión, los bancos se parquean ligeramente por debajo de la tasa de usura para prestar, y por eso es difícil que ciertas tasas bajen. “No creo que bajar las tasas pueda poner en riesgo la calidad de la cartera; todo lo contrario, entre menos intereses cobren, hay más opciones de que la gente pague.

La gente no paga, entre otras cosas, porque la suma del capital más los intereses se les vuelve exagerada”, comentó.

Rafael Mejía, presidente de la Asociación de Agricultores Colombianos (SAC), también compartió el mensaje del presidente Santos a los banqueros, aunque destacó que una baja de los intereses no solucionaría los problemas estructurales que tiene el campo, el cual demanda medidas de mayor calibre.

“En la encuesta del gremio a sus asociados, las tasas de interés ocupan el tercer lugar entre las preocupaciones de los agricultores a la hora de acceder al crédito bancario”, concluyó Mejía.

LA CARTERA CRECE BIEN

La colocación de crédito mantiene una tasa de crecimiento promedio de 15,5 por ciento.

Según cifras de la Superintendencia Financiera, hasta el cierre de julio pasado el saldo de la cartera, incluido el ‘leasing’, alcanzaba los 266,8 billones de pesos.

Solo en lo corrido del presente año, el sector financiero había colocado recursos en el mercado por cerca de 19 billones de pesos a través de las distintas modalidades de crédito.

Si bien en el primer semestre del 2013 la cartera mostró síntomas de deterioro, al punto de que los vencimientos crecieron a 20 por ciento, el indicador de calidad se mantuvo en niveles del 3 por ciento, uno de los más bajos vistos.

Siga bajando para encontrar más contenido