Bancamía invertirá en 2013 para llegar a más personas

María Mercedes Gómez, presidenta de la entidad, hace un balance de los primeros cuatro años y ya anuncia lo que vendrá para el corto plazo.

María Mercedes Gómez / Presidenta de Bancamía

CEET/ Abel Cárdenas

María Mercedes Gómez / Presidenta de Bancamía

Finanzas
POR:
octubre 11 de 2012 - 12:25 a.m.
2012-10-11

La presidenta de Bancamía, María Mercedes Gómez, dice que a partir de 2013 la entidad prepara nuevas inversiones que suponen como reto llegar a más colombianos que están en situación de pobreza.

Por lo anterior, la compañía que se denomina como el banco de las microfinanzas tiene pensado hacer desde nuevas emisiones de bonos en el mercado local hasta pujar fuerte por llegar a más clientes situados en el campo.

Para culminar esos retos, tiene pensado tener más oficinas y prepararse para la llegada de la banca móvil en 2013, un desafío que espera tener finalizado a finales de ese año.

Señaló que todo el tiempo se están dando oportunidades en la industria de las microfinanzas y que por eso no se descarta crecer por medio de la integración con otras entidades, aunque por el momento no se tienen ningún negocio pensado en un futuro próximo.

¿Cuáles planes hay para el próximo año?

Para el 2013 tenemos proyectado hacer una nueva emisión de bonos. La primera la colocamos este año y tuvo una sobredemanda que llegó a casi dos veces.

Ese plan se debe a que tenemos un ritmo de crecimiento que nos demanda mayores recursos, aunque tenemos un fondeo que llega en un 30 por ciento de la captación de nuestros clientes, por medio del ahorro y de CDT.

También queremos focalizarnos en el sector rural, que hoy representa el 21 por ciento de nuestros clientes.

El 62 por ciento de los pobres se encuentra en el campo y allá queremos apoyar iniciativas de emprendimiento.

¿A través de qué canales van a ampliar su presencia nacional?

Queremos aumentar los puntos de atención.

Hoy tenemos 170 oficinas en 27 departamentos, pero nuestra intención es tener corresponsales no bancarios para ser agresivos en el campo y llegar a nuestros clientes.

También es necesario hacer mejoras en la tecnología para llegar a nuestros usuarios de forma más rápida y menos costosa.

Por eso, el año entrante vamos a lanzar nuestros monederos electrónicos, para poder hacer todo a través de la banca móvil.

¿Están mirando alianzas entre el sector de las microfinancieras?

Siempre estamos esperando que se den situaciones como esa porque yo creo que es una manera de potencializar los recursos, de poder bajar los costos, porque se adquiere una masa crítica más amplia que permite llegar a un mayor segmento de la población. Pero en este momento no hay ninguna perspectiva cercana que pudiéramos tener.

En el tema de socios, no hay necesidad de tener un incremento de capital, más que en este año recibimos el acompañamiento del CIF (brazo de inversiones del Banco Mundial), que adquirió el 6 por ciento de acciones preferentes.

Así que tenemos el apalancamiento suficientemente grande como para crecer durante los siguientes cinco años.

¿Qué resultados se han dado este año?

Al cierre de agosto nosotros llevamos 540.000 clientes, con un crecimiento de 160 por ciento desde que empezamos hace cuatro años. Hoy tenemos 476.000 ahorradores y además nos encontramos en el negocio de remesas, apertura de CDT y contamos con un seguro de vida familiar. El 86 por ciento de nuestros clientes tiene un seguro de vida para la familia.

¿Cómo va la colocación de cartera?

Estamos entregando 144 créditos por cada hora laboral lo que representa 1.152 préstamos para igual número de familias, que beneficia a unas cuatro personas por grupo familiar.

Los préstamos van desde los 400.000 pesos hasta créditos más grandes, que llegan a unos 30 o 40 millones de pesos en promedio.

Al término de octubre esperamos finalizar con una cartera de un billón de pesos.

HAY SEÑALES DE SOBREENDEUDAMIENTO EN MICROEMPRESARIOS

Según Gómez, se está recargando de crédito a algunos microempresarios, lo que lleva a estas personas al riesgo de que no puedan pagar sus obligaciones y a que de nuevo queden excluidos del sistema financiero.

“Este se ha convertido en un espejismo para este segmento de los emprendedores de la microempresa, y como constituye una porción de la población con buenos hábitos de pago, pues son atractivos para las entidades de consumo masivo”, dijo la ejecutiva.

Agregó que ese riesgo se está presentando por medio de aprobación de tarjetas de crédito.

Francisco Gómez

Economía y negocios