En un banco central y una moneda única para Suramérica cree presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva

Lo anterior, pese al mando de duda que existe en torno al futuro de la recién conformada Unasur.

POR:
mayo 26 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-26

"Es un proceso, no es una cosa rápida, pero vamos a caminar hacia un banco central y una moneda unificados", dijo el mandatario brasileño en su programa de radio semanal, en el que comentó la cumbre extraordinaria que la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) celebró el pasado viernes en Brasilia.
Lula planteó la idea de la moneda única para la región desde el comienzo de su mandato.

Lula valoró la firma del tratado constitutivo del bloque, que le da bases institucionales y le convierte "en una realidad", pese a que sectores políticos y económicos de los países miembros han expresado algunas dudas, por la superposición de mecanismos de integración que entraña la aparición de un nuevo grupo regional.

"Parecía imposible (constituir la Unasur), porque en Suramérica fuimos adoctrinados para pensar que no somos capaces de hacer nada, que somos pobres, que peleamos mucho entre nosotros y que tenemos que depender de Estados Unidos y la Unión Europea para todo", dijo.

Lula reiteró que su Gobierno se propone fomentar la inversión de empresas brasileñas en países más pobres, entre los que citó Bolivia, Paraguay y Uruguay.

"Son los países (de la Unasur) considerados más frágiles", pero el objetivo de todos los miembros del nuevo bloque debe ser que sean unos países más fuertes y más soberanos", apuntó Lula.

"Cuanto más fuerte económicamente sean los países de América del Sur, más tranquilidad vamos a tener, más paz, más democracia, más comercio, más empleo, más ingreso, más desarrollo", agregó.

También defendió la propuesta presentada por Brasil en la cumbre de la Unasur, para la creación de un consejo de defensa suramericano.

En la cita presidencial, se acordó formar un grupo de trabajo que, en un plazo de 90 días, deberá presentar un informe técnico sobre el asunto.

Según Lula, esos tres meses permitirán que Brasil, junto a los otros socios, "elabore mejor la propuesta y elimine algunas de las divergencias" surgidas en torno al proyecto, que solo fue rechazado de plano por el Gobierno de Colombia, que se escudó en la situación interna que le supone el combate al terrorismo.

El presidente brasileño señaló, no obstante, que se propone volver a tratar el asunto con su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, el próximo 20 de julio, cuando hará una visita a Colombia.

"Volveré a conversar con Uribe y estoy seguro de que nos pondremos de acuerdo", declaró Lula, quien participará en los actos del aniversario de la independencia de Colombia, a los que ha sido invitado por el mandatario colombiano.

Suben proyecciones de inflación

Economistas brasileños aumentaron sus pronósticos inflacionarios para el 2008, por novena ocasión consecutiva, según una evaluación del Banco Central. El boletín 'Focus' del Emisor indicó que los analistas proyectan que el Indice de Precios al Consumidor Amplio, principal instrumento de medición inflacionaria de Brasil, aumentará a 5,24 desde el 5,12 por ciento proyectado anteriormente, por encima de la meta oficial de 4,5 por ciento para la inflación anual.

La inflación acumuló un alza de 5,04 por ciento en los últimos 12 meses hasta abril, según el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (Ibge).

Siga bajando para encontrar más contenido