Banco Goldman Sachs, acusado de fraude en el derrumbe hipotecario por la SEC

El regulador bursátil de E.U., SEC (Security Exchange Commission), acusó este viernes a ese banco en temas relacionados créditos hipotecarios a riesgo, conocidos como 'subprime'.

Finanzas
POR:
abril 16 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-04-16

Dice la SEC que Goldman Sachs ocultó información de un producto que vendió vinculado al derrumbe hipotecario, lo cual ha hecho que acciones del banco caigan en Wall Street.
   
Tras la demanda presentada en un tribunal civil de Nueva York contra la entidad y uno de sus vicepresidentes, Fabrice Tourre, las acciones de Goldman Sachs llegaron a caer en Wall Street en torno a un 10 por ciento.
   
La acusación que se ha formulado contra la entidad y el directivo es de haber defraudado a los inversores, con la "distorsión y omisión de información clave" acerca de un producto financiero vinculado a las hipotecas de alto riesgo, o subprime.
   
Goldman Sachs creó y vendió este producto en un momento en que el sector inmobiliario estaba comenzando a derrumbarse.
   
El producto, denominado en la jerga financiera un CDO (collateralized debt obligation), era en realidad un producto cuya rentabilidad estaba vinculada directamente a la evolución del mercado de las hipotecas subprime.
   
Goldman Sachs, según la SEC, "falló" al no dar a conocer a los inversionistas información vital sobre el CDO, y en concreto, sobre el papel que estaba jugando un gran fondo de inversión en esta trama.
   
Según explica la SEC, el fondo de inversión Paulson & Co fue contratado para estructurar este producto y, por tanto, seleccionaba qué inversiones debían realizarse. Por otro lado, invertía apostando a corto plazo en contra de la evolución del mercado hipotecario.
   
"El producto podría ser muy nuevo y complejo, pero el engaño y el conflicto de intereses era viejo y simple", aseguró hoy el director de la División de Investigación de la SEC, Robert Khuzami.
   
"De manera incorrecta -explicó-, Goldman permitió a un cliente que estaba apostando en contra de la evolución del mercado hipotecario, tener una gran influencia en la selección de los activos hipotecarios que debían incluirse en la cartera del producto".
   
Y lo hizo, continuó, "mientras le decía a los inversores que la selección la estaba haciendo una tercera parte objetiva e independiente".
  
Según la SEC, Paulson & Co, al que considera uno de los mayores fondos especulativos del mundo, "pago" 15 millones de dólares a Goldman Sachs para poder "tomar posiciones en contra de los activos que él mismo había seleccionado, con la creencia de que estos activos, como realmente ocurrió, tendrían problemas.
   
Goldman Sachs nunca informó de este conflicto de intereses, del que era consciente el vicepresidente Tourré, a los clientes a los que vendió el CDO, y que ahora dicen haber perdido unos 1.000 millones de dólares.