Banco de la República dejó quietas las tasas de interés

La junta directiva de la entidad asegura que la inflación, variable básica para tomar decisiones sobre las tasas, está controlada.

Finanzas
POR:
marzo 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-03-26

El Emisor dejó este viernes inalterada en 3,5 por ciento efectivo anual la tasa de interés que les cobra a las entidades financieras comerciales por créditos de corto plazo, y dijo que con esa decisión espera contribuir a estimular la reactivación de la economía nacional.

Esa tasa rige desde noviembre del 2009 cuando aplicó el último recorte de un proceso que había iniciado en diciembre del 2008, es decir, en momentos en que la economía mundial afrontaba una profunda crisis financiera.

En ese entonces, el Emisor bajó su interés de referencia del 10 al 9,5 por ciento y mantuvo esa estrategia hasta llegar al 3,5 por ciento en nueve recortes casi consecutivos. "La política monetaria expansiva ha permitido una disminución persistente de las tasas de interés de captación y colocación. La Junta Directiva espera que el actual nivel de la tasa de referencia continúe estimulando el crecimiento económico en un ambiente caracterizado por un sistema financiero saludable", señaló un reporte del Emisor.

En su opinión, el crecimiento del PIB del 2009 reportado esta semana por el Dane de 0,4 por ciento y de 2,5 por ciento en el cuarto trimestre "confirma la solidez de la economía colombiana para enfrentar choques externos".

Según el banco central, los indicadores más recientes de la actividad económica en lo corrido del 2010 también sugieren una mejor dinámica del país. En ese contexto, sostiene, se destacan el crecimiento de las ventas al por menor y la mayor demanda de energía.

Agregó que los indicadores de esas variables confirman las expectativas cada vez más optimistas de los empresarios. "Todo lo anterior indica que la economía se encuentra en una senda de recuperación", dice el reporte del Banco de la República. Igual que el Gobierno, el Emisor considera que el PIB crecerá este año alrededor del 2,5 por ciento.

La variable básica que tiene en cuenta el Banco de la República para tomar decisiones sobre las tasas de interés es la inflación y en esta oportunidad se mostró optimista por el comportamiento de ese indicador.

El Emisor señaló que la inflación anual al consumidor de febrero de 2,09 por ciento fue inferior en un punto básico al resultado de enero. En lo concerniente a la inflación básica (aquella que excluye los precios de los productos más volátiles como los alimentos), hubo una disminución que le permitió mantenerse en el rango meta de largo plazo de 2 a 4 por ciento.

El segundo semestre mejor

Sobre el impacto del Fenómeno del Niño, el banco central insistió en que sus proyecciones ya tienen en cuenta esa situación y espera que los aumentos de precios de los alimentos se reviertan en el segundo semestre del año. Además, dijo, las variaciones de precios de esos bienes han sido menores a las esperadas. Sin embargo, el Ideam aseguró recientemente que la escasez de lluvias ira hasta junio próximo.