Banco W se renueva y alista más productos

El objetivo es dar nuevas soluciones de ahorro y crédito para las personas que están en la informalidad y microempresarios.

José Alejandro Guerrero

José Alejandro Guerrero, presidente del Banco W.

Cortesía Banco W

Finanzas
POR:
Portafolio
julio 05 de 2017 - 08:43 p.m.
2017-07-05

Tras su renovación de marca, el banco W (antes banco WWB) alista el lanzamiento de al menos 16 nuevos productos de ahorro, crédito y seguros orientados principalmente a informales y microempresarios en estratos 1, 2 y 3.

(Lea: Bancos aumentarían sus ganancias si controlan el acceso a los créditos) 

Estos segmentos de población representan un potencial de más de 9 millones de personas, que están desatendidas por el sistema financiero formal, y que utilizan mecanismos como el gota a gota.

(Lea: Lo que debe tener en cuenta al solicitar una compra de cartera

“Hay que innovar y entender la cultura e idiosincracia de las personas y ajustar los productos a lo que ellos necesitan”, explica José Alejandro Guerrero, presidente del Banco W, quien añadió que han diseñado productos para sacar a más personas del crédito informal.

(Lea: Italia inicia proceso de liquidación de dos bancos

Por ejemplo, hay uno llamado Gotahorro, en el que un funcionario del banco pasa a recoger las cuotas diarias, con intereses que son la mínima parte de lo que cobra un gota a gota y que incluye además un componente de ahorro.

Actualmente, la entidad está presente en casi 600 municipios en 28 departamentos del país, y su saldo de cartera ronda el billón de pesos, que en su mayoría son microcréditos, aunque hay otro tipo de préstamos como créditos para la financiación de vehículos con fines productivos (como los taxis).

Y si bien el enfriamiento de la economía colombiana se ha sentido con fuerza entre sus clientes, que han visto afectado su poder adquisitivo y sus ventas, la cartera morosa es de 4,2%, el mismo nivel de todo el sistema financiero.

Pese a que no cuentan con la misma posibilidad de acceder a la información de sus clientes, comparado con quienes le prestan por ejemplo a asalariados, la clave está en hacer un acompañamiento durante el proceso de otorgamiento de crédito para prestar solo lo que el usuario pueda pagar.

“Cuando una persona no paga no es porque no quiera, sino porque tuvo algún problema y por eso hay que darles la mano”, dice Guerrero.

De todas maneras, las expectativa de crecimiento de su cartera es de 6%, dato moderado pues habrá mayor prudencia en asignación de créditos, al tiempo que se espera una menor demanda por la coyuntura económica.

Entre tanto, el directivo señaló que otro de los planes es incentivar el ahorro y que personas de todos los estratos vean en el banco una opción para colocar sus recursos.
Otro de los temas en los que ya están trabajando es la omnicanalidad, para que los usuarios puedan utilizar el medio que más se les facilite a la hora de hacer sus transacciones.