Bancos aprovecharían crisis para subir intereses en créditos para firmas grandes y microempresas

Desde la caída de Lehman Brothers, a mediados de septiembre, las tasas de interés de los créditos preferenciales y de los microcréditos han tenido un fuerte repunte.

POR:
noviembre 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-25

Según Corredores Asociados, se debe más a una pesca en río revuelto, que a un verdadero problema de liquidez dentro del país.

Las cifras semanales del Banco de la República sobre tasas de interés muestran que entre el 15 de septiembre y el 31 de octubre pasado, el costo de los créditos de vivienda, consumo y ordinario bajaron o se mantuvieron estables, mientras que los preferenciales, los de tesorería y los microcréditos tuvieron aumentos considerables para un lapso de mes y medio.

Los intereses que más subieron fueron los de los microcréditos con plazo entre un mes y un año, que pasaron en promedio de 30,85 a 33,49 por ciento; asimismo, los de tesorería con plazo entre 6 y 14 días subieron de 10,95 a 13,52 por ciento, al tiempo que los preferenciales entre tres y cinco años aumentaron de 15,56 a 16,95 por ciento.

"Llama la atención que las tasas de interés de los préstamos preferenciales y de tesorería no comenzaron a subir en septiembre (por efecto del aumento del encaje impuesto por el Banco de la República) sino a mediados de octubre (por la restricción crediticia internacional). Por eso, vemos con preocupación el surgimiento de un primer indicio de restricción crediticia vía precio en Colombia que puede trasladarse más adelante a las cantidades a pesar de la reciente reducción del encaje bancario", sostiene un informe de Corredores.

El argumento de la comisionista es que es un mala señal que se encarezca el crédito justo para las empresas grandes cuando se avecina una fuerte desaceleración, pero cuando aún el país no presenta problemas de liquidez.

"Por exceso de cautela las entidades crediticias podrían provocar una restricción crediticia artificial", sostiene Ricardo Durán, jefe de investigaciones de Corredores Asociados.

Ante estas afirmaciones, María Mercedes Cuéllar presidente de Asobancaria, considera que el incremento de los intereses es resultado de una mayor prudencia de los bancos, que en su concepto, no están pescando en río revuelto, sino que simplemente no cuentan con la mayor liquidez que entregó el Banco de la República en las últimas semanas, pues esta fue absorbida por el mismo Gobierno, que comenzó a prefinanciar sus necesidades del 2009, con la venta de TES. Con estas operaciones se recoge el dinero que ha sacado el Emisor.

"Todavía hay una plata grande de las entidades que está en el Banco de la República y el tema es que están buscando evitar quedarse sin liquidez. Es un temor válido fuera y dentro del país. Además, no hay ninguna garantía de que va haber suficiente dinero disponible el año entrante", enfatiza Cuéllar.

Menos créditos y más TES

Pese a que las tasas de interés de los Títulos de Tesorería (TES) se han movido al compás de la crisis externa, el impacto no ha sido tan alto como el que han sentido el dólar y las acciones, en parte porque hoy los bancos están comprando más TES que antes y esto evita que las tasas suban mucho.

"Es posible que estén comprando más deuda del Gobierno para disminuir su exposición marginal al riesgo de crédito", sostiene Corredores Asociados, y Asobancaria parece estar de acuerdo con esta suposición.

Esto se explica porque mientras los créditos tienen el riesgo de no pago, los TES se consideran la inversión más segura, dado que están garantizados por el Gobierno. El problema es que justo cuando se prevé que la economía va a ir más lento lo que se necesita es más financiación.

Siga bajando para encontrar más contenido