‘Bancos de Asia, Europa y EE. UU. quieren financiar vías 4G’

Clemente Del Valle afirma que el arranque de un proyecto de esta magnitud, que requiere $ 47 billones de financiación, no es sencillo.

Clemente Del Valle / Presidente de la FDN

Archivo Portafolio.co

Clemente Del Valle / Presidente de la FDN

POR:
abril 24 de 2014 - 05:07 a.m.
2014-04-24

La escasa participación de concesionarios en los proyectos de vías de cuarta generación que han salido a licitación recientemente ha generado dudas sobre la financiación de los 47 billones de pesos que se necesitan para estos megaproyectos.

Sin embargo, el presidente de la Financiera de Desarrollo Nacional, FDN, da un parte de tranquilidad y dice que es normal que el proceso genere dudas en el arranque. Aunque advierte que “sí hay interés de todas las fuentes por financiar los proyectos”.

¿Se debe preocupar el país por las dificultades que ha enfrentado la financiación de las vías 4G en sus primeras licitaciones?

Lo que pasa es que esto es un reto grande, es el programa más ambicioso que hay en Latinoamérica en la actualidad, e indudablemente la gente se pregunta: ¿podrá Colombia movilizar recursos para financiar 47 billones? No es algo pequeño, entonces entiendo que haya incertidumbre y preocupación.

¿Qué se está haciendo para avanzar en el tema?

Poco a poco hemos explicado qué estamos haciendo para lograrlo. Primero, esto es una estrategia en la que hay que movilizar todas las fuentes de financiación disponibles y lo hemos venido haciendo paso a paso con todas.

La prioridad se las dimos a las fuentes locales y a las multilaterales, ¿por qué? porque el proyecto debe estar en buena parte financiado en moneda local.

¿Por qué no les ha parecido atractivo a los fondos y la banca impulsar la financiación?

Estamos sentándonos con cada fuente tratando de entender cuáles son sus limitaciones, sus preocupaciones, con relación a financiar el programa. Primero, empezamos con los entes multilaterales con los cuales logramos un compromiso, nos garantizaron que nos iban a apoyar porque creen en el proyecto y comparten la filosofía de cómo se debe financiar. Con los tres bancos multilaterales (CAF, BID, IFC) desarrollamos productos que nos permitan mover el mercado de capitales o generar soluciones que les mejoren las preocupaciones a los bancos locales.

¿Qué tipo de soluciones?

Por ejemplo, que los plazos más largos los tomábamos nosotros (bancos de desarrollo y multilaterales) para que los bancos se sientan más cómodos.

Aunque es válido para algunos bancos, otros dijeron que tenían plata de largo plazo también y que les preocupaba otra cosa: ciertos riesgos de liquidez de estos proyectos, particularmente, frente a demoras imprevistas, generadas por temas de consultas y licencias, que son cosas que ellos ya han vivido en otros proyectos.

Por eso, hemos trabajado en productos como garantías de liquidez que buscan activarse en el momento en que más se requiere la liquidez, cuando el proyecto está muy avanzado, y se ha desembolsado la mayor parte de los créditos, pues, que un proyecto se pare y empiece a generar demoras en el pago de intereses que tenía que generar a los bancos, es lo que más les preocupa.

¿Qué piden los bancos?

Nos dicen: arrégleme un poco este tema, para sentirme más cómodo ofreciendo condiciones. Otros dicen que mientras no se les aclare bien todo van a mantener unas condiciones financieras más altas que les generan menos riesgos.

¿Y qué solución les da?

Tratamos de atacar cada problema para solucionarlo. Parte de eso es garantías para cubrir las obligaciones no previstas de la ANI que no es porque esa entidad no pueda pagar, sino que, debido a las demoras generando los recursos, se pueda generar ese puente para que el proyecto no se frene por temas de iliquidez.

Otra solución es que haya una forma de cubrir los costos que se generen en un momento dado, mientras ciertos problemas se solucionan. Hacemos de todo para que los bancos se sientan más cómodos de participar. Todos los bancos nos han manifestado su interés. El tema es encontrar la mejor forma de que lo hagan.

¿Y qué dicen los fondos de pensiones?

También han expresado mucho interés al punto que Asofondos ya dijo públicamente que se subían a este bus y que podían llegar en los próximos cinco y siete años a movilizar unos 25 billones de pesos en infraestructura; que están satisfechos con el trabajo que se viene haciendo en los contratos.

Entonces, lo que estamos haciendo es diseñándoles el producto que más les funcione: uno que tenga poco riesgo en construcción, porque no están dispuestos a asumirlo. Es decir, un producto para la fase de operación y mantenimiento, o productos en donde alguien les cubra ese riesgo de construcción.

¿Qué alternativas les ha presentado?

Trabajamos en la creación de un fondo de deuda con la CAF para tratar de generar recursos de los fondos de pensiones que puedan invertir en el, y que sea este el que genere compromisos futuros para refinanciar a los bancos, y que en el año siete u ocho, cuando el proyecto esté en operación, haya recursos.

Trabajamos también en la posibilidad de darles unas garantías, nuestras o de las multilaterales, para cubrir el riesgo de construcción. Que puedan comprar un bono que se emita desde el día cero, pero que el inversionista no asuma el riesgo de construcción, que esté cubierto con una garantía.

¿Y la banca internacional?

Muy bien. Estuve en Nueva York hablando con los bancos que tienen interés en financiar la infraestructura en Colombia, y hay por lo menos siete bancos de Asia, Europa y Estados Unidos. Todo el mundo quiere soluciones inmediatas, pero se está trabajando en darles confianza a todas las fuentes.

jaivia@eltiempo.com

Siga bajando para encontrar más contenido