Bancos europeos deberían someterse a pruebas de resistencia similares a las de E.U., dice el FMI

Esas pruebas deberían ser realizadas por supervisores nacionales en todos los países europeos, afirmó Marek Belka, jefe del departamento Europa de la institución.

POR:
mayo 12 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-05-12

"Los poderes públicos (europeos) deben (...) someter las instituciones financieras a pruebas de resistencia y obligarlas a reconocer sus pérdidas y a recapitalizarse si fuese necesario", subrayó el funcionario, quien preconiza una "limpieza de primavera urgente y minuciosa en los bancos".

Las 'pruebas de resistencia' realizadas en E.U. analizaron si los bancos de ese país disponen de capitales suficientes para hacer frente a la degradación de sus balances provocada por la crisis financiera y la desvalorización de sus activos.

Los resultados, divulgados este mes, establecieron que 10 de los 19 bancos sometidos a esos tests tenían que reforzar sus capitales propios por un total de 75.000 millones de dólares.

El FMI llama ahora a aplicar los mismos procedimientos a los bancos europeos, a fin de no comprometer por falta de créditos la salida de la crisis.

El informe presentado el martes prevé una reactivación en el Viejo Continente a partir del segundo semestre de 2010, a condición de que los poderes públicos adopten nuevas medidas para apuntalar el sector financiero y flexibilizar el crédito.

El FMI insiste en la necesidad de un reconocimiento "creíble" de las pérdidas registradas por los bancos y por una recapitalización de instituciones viables que eventualmente reciban un respaldo público.

Según las proyecciones del FMI, el Producto Interno Bruto (PIB) del continente europeo en su conjunto sufrirá una contracción promedio del 4,2 por ciento en 2009 y de 0,1 por ciento en 2010.

El PIB de la zona euro (16 países) caerá por su lado un 4,2% este año y 0,4% en 2010, de acuerdo con esas previsiones del Fondo.

Consecuencias de la crisis

Las grandes economías del continente se verán golpeadas, con una recesión de 5,6 por ciento en Alemania (-1% en 2010) y de 3% en Francia (+0,4% en 2010).

Los países emergentes de Europa pagarán un duro tributo a la crisis, con una contracción promedio de 4,9 por ciento. 

Siga bajando para encontrar más contenido