Bancos en México tendrán que ajustarse a nuevas reglas sobre provisiones de tarjetas de crédito

Desde el año pasado, las entidades financieras en México han sufrido un deterioro de sus índices de morosidad en tarjetas de crédito, que más que triplican los de su cartera total de préstamos.

POR:
julio 10 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-10

Las nuevas normas, que esperan ser aprobadas pronto por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), cambiarían la forma de establecer las provisiones contra el nivel de morosidad -créditos vencidos respecto a la cartera total- en tarjetas de crédito.

El sector bancario mexicano, liderado por el español BBVA y el estadounidense Citigroup, podría tener que incrementar sus reservas en más de 13,600 millones de pesos (1,000 millones de dólares), al tener que anticipar la posibilidad de incumplimientos de pagos, según cálculos gubernamentales.

Las actuales normas determinan las provisiones a partir del historial crediticio de los clientes. La nueva normativa haría establecer las reservas sobre la base de la línea de crédito disponible para los usuarios.

'La mayor parte del impacto de las reservas que van a requerir los bancos es porque antes mirabas al saldo de la tarjeta de crédito y ahora ves a la línea de crédito', dijo Alejandro García, un analista de Fitch Ratings en Monterrey.

La CNBV ha dicho que la regulación pretende prever las pérdidas en un período de 12 meses y que las reservas sean puestas en fondos en México. Actualmente, algunos bancos foráneos constituyen las provisiones en sus casas matrices.

Al cierre de mayo, los bancos tenía una morosidad de un 3.86 por ciento, pero la de la cartera de tarjeta de crédito se incrementó a un 12.61 por ciento en ese mismo mes, desde un 11.74 por ciento en abril.

En este marco, muchos bancos han establecido expectativas más conservadoras de crecimiento de sus carteras de crédito para este año.

Señales de alarma

La semana pasada, Moody's puso en revisión para una posible baja su calificación de fortaleza financiera para la unidad local de HSBC, porque consideró que sus niveles de cartera de consumo vencida eran mayores a los del resto del sistema y su capitalización menos sólida que la de bancos similares.

Siga bajando para encontrar más contenido