El trabajo del banquero no es especular: Sarkozy

El presidente francés Nicolas Sarkozy advirtió ayer a los banqueros que su trabajo “no es especular”, al mostrarse de acuerdo en la apertura del Foro de Davos con el proyecto de su homólogo estadounidense Barack Obama para controlar más a los bancos.

POR:
enero 28 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-28

“El trabajo del banquero no es especular, es analizar el riesgo del crédito, medir la capacidad de los deudores de reembolsar y financiar el desarrollo de la economía”, indicó el Jefe de Estado francés en la tribuna principal del Foro Económico Mundial (WEF) de Davos. “Si el capitalismo financiero conoció esta desviación es ante todo porque muchos bancos ya no hacían su trabajo”, agregó. Por ello, Sarkozy dijo estar “de acuerdo con el presidente Obama cuando juzga necesario disuadir a los bancos de especular por sí mismos o financiar fondos especulativos”. Obama anunció la semana pasada su intención de limitar el tamaño de los bancos y prohibir que los establecimientos dedicados a los depósitos y ahorros especulen en los mercados por propia cuenta, con el objetivo de evitar nuevas tomas de riesgo excesivas de este sector señalado como uno de los grandes responsables de la crisis mundial. Los banqueros lanzaron el miércoles su contraataque para frenar esta ofensiva política, al afirmar que no había “evidencia” de que “achicar los bancos y hacerlos más pequeños sea la respuesta” para evitar una nueva crisis, como dijo el presidente del banco británico Barclays, Robert Diamond. Pero para Sarkozy, “es necesario cambiar las reglas bancarias, de prudencia y contables, sin lo cual se toman riesgos insostenibles con el futuro”. Con respecto a la globalización, Sarkozy indicó que el planeta vive actualmente una “crisis de la globalización”, provocada por una “visión del mundo” que se ha desviado, aunque añadió, aclarando que de todos modos que “el anticapitalismo en una parálisis aún peor”. Banca opuesta a mayor regulación Los banqueros lanzaron ayer en la apertura del Foro Económico Mundial (WEF) de Davos su contraataque ante la ofensiva política tendiente a controlar más al sector financiero, asegurando que limitar el tamaño y las actividades de los bancos no evitar otra crisis financiera. Los ejecutivos sostienen que se necesita una mejor regulación, pero no una mayor regulación. LOPJUA

Siga bajando para encontrar más contenido