Banqueros advierten que el crédito será más caro en el 2014

Justifican un aumento de las tasas por las medidas que, dicen, hacen menos rentable el negocio.

POR:
diciembre 17 de 2013 - 01:21 a.m.
2013-12-17

El panorama crediticio no pinta muy bien para el 2014. Los propios banqueros advierten desde ya que por cuenta de las mayores exigencias de capital a las entidades (Decreto 1771 de 2012) y otras medidas con las que se busca darle más solidez de la banca, se está limitando la disponibilidad de liquidez de las entidades, haciendo menos rentable el negocio y encareciendo su estructura operativa.

Con unos balances más depurados, como lo obligó la norma, se mermó la capacidad de las entidades de soportar un mayor nivel de exposición al riesgo crediticio, lo cual se traduce en un menor número de préstamos.

También, la exigencia de mayor patrimonio significa menor apalancamiento, y por tanto menos rentabilidad para los accionistas, lo que los llevaría a buscar mejores oportunidades de inversión en otros sectores.

Bajo ese escenario, indica la Asociación Bancaria de Colombia (Asobancaria), en su más reciente ‘Semana Económica’, “la banca podría verse obligada a cobrar mayores intereses, con el objetivo de incrementar sus ingresos para ofrecer los rendimientos esperados”.

Pero eso es solo una parte del problema, pues según los banqueros, en los últimos tres años se han tomado diversas medidas que afectan de forma directa el balance de las entidades, lo que está generando un encarecimiento de la operación y una reducción de la eficiencia.

A lo anterior se suman medidas que limitan las inversiones de la banca, como la que obliga a las entidades a tener el 70 por ciento de los activos líquidos en inversiones de alta calidad, es decir, deuda pública; mayores provisiones, y el aumento de las primas que las entidades deben pagar a Fogafin y que comenzará a regir a partir de febrero del 2014.

Según el gremio de los banqueros, esta última iniciativa busca fortalecer las reservas del seguro de depósito, cuyo propósito es proteger los ahorros del público en caso de una crisis financiera. Pero los banqueros dicen que esta medida, así como la que se adoptó en torno a los requerimientos de capital, no era tan necesaria para el caso colombiano, donde se cuenta con una banca sólida y prueba de ello es que “existe un exceso de solvencia en el sector de alrededor de 6 por ciento frente a lo que requiere la norma (9 por ciento)”.

Los banqueros insisten en que hoy “el sector bancario demuestra una solidez considerable, y se requeriría de un escenario extremadamente desfavorable para poner en riesgo su estabilidad”.

PRUEBAS DE ESTRÉS

Un ejercicio adelantado por la Asobancaria, en el que se sometió a la banca a dos ‘pruebas de estrés’, dio como resultado que el sector estaría en condiciones de soportar hoy una crisis financiera tan aguda como la ocurrida a finales de la década de los años 90. En el primer caso, si esa fuera la situación las pérdidas alcanzarían los $24 billones, que si fueran asumidas por las entidades reducirían su patrimonio a la mitad y la relación de la solvencia caería al 9,2%, una disminución de 7,2 puntos porcentuales respecto a la solvencia registrada en junio del 16,4%, según cifras de oficiales.

Siga bajando para encontrar más contenido