Banrepública haría dos aumentos más en tasas de interés

Recientes cifras de inflación y devaluación llevarían al banco central a tomar esa decisión.

El Banco de la República ha dejado claro que las alzas en los alimentos serán temporales.

Archivo particular

El Banco de la República ha dejado claro que las alzas en los alimentos serán temporales.

Finanzas
POR:
octubre 23 de 2015 - 03:56 a.m.
2015-10-23

Los recientes datos al alza en el comportamiento de la inflación, los efectos de la devaluación del peso y también, la incidencia del fenómeno de ‘El Niño’ en el país, tienen a analistas, académicos y expertos del mercado local anticipando nuevas alza en las tasas de interés por parte del Banco de la República (a finales de septiembre, la junta ya había decidido un incremento de 25 puntos básicos).

Y es que según la más reciente encuesta de expectativas del Banco de la República (hecha entre bancos, comisionistas, fondos de pensiones, corporaciones y organismos internacionales), la junta directiva del Emisor aumentaría a finales de octubre en 25 puntos básicos los tipos de interés, llevándolos al 5 por ciento como una estrategia para volver a anclar las expectativas inflacionarias.

Leonardo Villar Gómez, director de Fedesarrollo (el centro de investigación), dejó claro que hasta julio de este año el banco central “había logrado mantener la credibilidad en las metas de inflación”. Sin embargo, destacó el experto, la devaluación y el fenómeno de ‘El Niño’ tuvieron fuertes efectos en las expectativas del costo de vida.

Bajo este escenario, señaló que todas las medidas de inflación básica han tenido una aceleración significativa en lo que va el 2015, ubicándose por encima del techo del rango meta.

“El Banco ha tenido que aumentar la tasa y deberá continuar incrementándola para anclar de nuevo las expectativas inflacionarias de cara al 2016”, agregó. No obstante, Villar recalcó que el crecimiento económico del país se resentirá.

Al tiempo que el gerente del Banco de la República, José Darío Uribe, ha dejado claro que la inflación de alimentos es un asunto de carácter temporal, Villar considera que el gran desafío para el banco central es evitar que esos repuntes se vuelvan permanentes.

Entretanto, el director de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá, Camilo Pérez, prevé un aumento en los tipos de interés no solo en octubre, sino también en noviembre. “Un repunte en diciembre puede ser más complicado. De esta manera, las tasas terminarían el año alrededor de 5,25 por ciento y harían una parada en el 2016”.

Aunque la tasa de cambio y la sequía han hecho sus estragos en rubros como alimentos, Pérez advirtió que ya comienza a verse un incremento más generalizado en todos los precios. “Creemos que definitivamente la demanda interna es fuerte como para dar soporte a los precios”.

De la misma manera, un informe de la firma Credicorp Capital advierte que las expectativas inflacionarias de mediano y largo plazo tuvieron un repunte importante, pese a que el Emisor realizó un ajuste en su tasa a finales del mes pasado.

“Los analistas perciben que el actual choque en los precios de los alimentos sería más permanente que lo esperado inicialmente”, señala el documento, el cual agrega que cuando el evento climático llegue a su fin se dará una corrección fuerte en la inflación (los productos alimenticios serán claves).

De acuerdo con Credicorp Capital, el Emisor hará un incremento el próximo 30 de octubre. Aun así, sostiene el informe, esa maniobra no es lo más conveniente para la economía ya que de por medio están “bajos niveles de intercambio sobre el ingreso nacional y escasos niveles de confianza”.

Por su parte, Carlos Suárez, analista de Renta Fija de la firma Alianza Valores, comentó que mientras se anticipa una posible alza de tasas en lo que resta del año, “se nota una preocupación creciente en la junta del Emisor por el desanclaje de las expectativas de los agentes”.

Sin embargo, concluyó que la economía sentiría los beneficios de un anclaje en las expectativas de inflación, lo cual ayudaría a evitar nuevas alzas en el costo de vida. “Pese a la presión del Gobierno sobre el crecimiento, se ve a un banco central independiente”.

Por lo pronto, las expectativas de los agentes (contenidas en la encuesta de expectativas del Emisor) apuntan a que estos prevén que a diciembre de este año la inflación anual terminará en 5,35 por ciento y que las tasas concluirán el 2015 en 5,25 por ciento.

‘ES UN DESAFÍO MANTENER LAS EXPECTATIVAS ANCLADAS’

El codirector del Banco de la República, César Vallejo, durante una reciente exposición en Medellín dejó como mensaje que las estimaciones hechas por los técnicos del Emisor apuntan a que en el horizonte de acción de la política monetaria, “cesarán los choques temporales de precios y los probables excesos de capacidad contribuirán a que la inflación converja a la meta en un entorno de expectativas inflacionarias ancladas”.

Asimismo, explica el Codirector, el gran desafío radica en que las expectativas de inflación se mantengan ancladas. “Que el nivel de precios suba no es el problema, mientras la causa tenga que ver con factores de oferta (como ocurre en la actualidad)”.

Por otra parte, Vallejo manifestó que una variación fuerte en las condiciones externas llevó a la economía del país a un ajuste “necesario e inevitable”.

Y bajo este panorama, sostiene que se necesita ajustar la economía a un menor crecimiento, a la disminución del gasto público, a una mayor tasa de cambio, entre otros factores.