Banrepública está más preocupado por crecimiento económico que por el dólar

La decisión del Banco de la República de dejar quietas sus tasas de interés en 9,75 por ciento por cuarto mes consecutivo no estuvo motivada por las presiones de exportadores y del Gobierno que pedían que no las movieran para no abaratar más el dólar, sino por el hecho de que la economía se está desacelerando más de la cuenta. Es más, la determinación de comprar 20 millones de dólares diarios en el mercado interbancario tampoco la motivó la revaluación del peso, sino la necesidad de acumular reservas internacionales para hacerle frente a un eventual deterioro del entorno internacional.

POR:
julio 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-05

Esa percepción es la que quedó plasmada en las minutas de la más reciente junta directiva del Banco, que se realizó el pasado 20 de junio, pero cuyo contenido fue publicado ayer. Contrario a las fuertes críticas de los operadores del mercado cambiario, que acusan al Emisor de haber dejado de lado el tema inflacionario para preocuparse por controlar el precio del dólar, el texto de las minutas en ninguna parte deja ver que el Banco esté preocupado por ese tema. Si bien fue motivo de discusión, no fue la razón determinante de las decisiones que se tomaron ese día. “A pesar de que las condiciones externas continúan siendo favorables al crecimiento económico, los indicadores disponibles en el último mes sugieren una importante moderación en el crecimiento de la demanda interna y el producto. Por lo anterior, (la Junta) consideró que con el nivel actual de las tasas de interés de intervención se está dando la moderación requerida en el crecimiento de la demanda y es prudente, por lo tanto, mantener la actual postura de la política monetaria”, dicen las minutas. La decisión se tomó cuando aún no se conocía el PIB del primer trimestre (4,1 por ciento). LA INFLACIÓN El Banco continúa preocupado por la inflación de no transables, sin alimentos ni regulados, que ‘sigue mostrando una tendencia al alza’. Este crecimiento es clave al estudiar el encarecimiento de la canasta familiar, pues es justo ese tipo de inflación el que sí se puede controlar con las medidas del Emisor. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido