Banrepública reduce compra de dólares para último trimestre

El Emisor decidió, además, mantener la tasa de interés de intervención en 4,5 por ciento.

José Darío Uribe, gerente genereal del Banco de la República.

Archivo particular

José Darío Uribe, gerente genereal del Banco de la República.

Finanzas
POR:
septiembre 26 de 2014 - 06:43 p.m.
2014-09-26

La Junta Directiva del Banco de la República en su sesión de este viernes decidió reducir la compra de dólares de 2.000 millones a 1.000 millones para el último trimestre del año.

Una de las razones por la que el Emisor tomó la decisión es la devaluación del peso frente al dólar, moneda que hoy se negocia en promedio en 2.023 pesos.

El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, se refirió al tema de la tasa de cambio y sostuvo que es bienvenida, pues ayudará a estimular los sectores exportadores, además de fortalecer la demanda de los productos internos.

“El nivel de la tasa de cambio lo vemos saludable y bienvenido, porque lo que vamos a tener es un mejor desempeño para los que compiten con importaciones. Es compatible con seguir comprando dólares y volvemos al esquema que había a principio de año. Es una opción que puede ejercerse o no, eso depende de la situación”, indicó Cárdenas.​

Por otra parte, la Junta del Banco de la República optó por mantener su tasa de interés de referencia en 4,5 por ciento. Para esta decisión, la Junta tomó en consideración principalmente los siguientes aspectos:

En la economía mundial, la recuperación de la economía de los Estados Unidos contrasta con la pérdida de dinamismo en la zona euro y una desaceleración más acentuada en China y en algunos países de la región.

Las primas de riesgo de varios países han aumentado levemente y sus monedas se han devaluado frente al dólar.

Los términos de intercambio de Colombia probablemente caerán como consecuencia de la disminución del precio internacional del petróleo.

En Colombia, el crecimiento del PIB en el segundo trimestre fue igual al esperado por el equipo técnico del Banco (4,3 por ciento). Sin embargo, hay diferencias importantes entre la proyección y el resultado observado en términos de la composición del crecimiento por el lado de la demanda.

Por una parte, el crecimiento de la demanda interna en ese trimestre (7.7 por ciento) fue significativamente superior al proyectado (5,4 por ciento).

Por otra, las exportaciones netas registraron una fuerte caída, parcialmente explicada por fenómenos temporales. Para el segundo semestre, los pronósticos sugieren que el PIB podría crecer alrededor de 4.5 por ciento.​