Banrepública subió su tasa de interés en 0,25%; estaba en 9,75% y quedó en 10%

La decisión pretende anclar las expectativas de inflación con las metas de largo plazo, ante el riesgo de los efectos colaterales de los precios internacionales de los alimentos y de los combustibles.

POR:
julio 25 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-25

El Banco reconoce que los incrementos en los precios de los alimentos y los combustibles reducen el ingreso disponible real e incrementan los costos de producción, con lo cual la economía registra simultáneamente mayor inflación y menor crecimiento.

El organismo señaló que los resultados de las diferentes encuestas a la industria y a los consumidores y las cifras del Dane del comercio, industria y construcción, confirman el menor crecimiento esperado para este año. Con la nueva información, el equipo técnico del Banco proyecta un crecimiento de la economía colombiana para 2008 entre 3.3 por ciento y 5.3 por ciento.

La decisión la tomó el Emisor, este viernes, después de seis horas de reunión. La medida se lleva a cabo en medio de presiones inflacionarias y de una leve desaceleración económica del país.

Debate entre Gobierno y Emisor por decisión de Junta Directiva

El ministro de Comercio, Luis Guillermo Plata, dijo que quedó muy preocupado  con la decisión de la junta directiva del Banco de la Répública porque , según él, habrá más presión sobre la tasa de cambio . "Vamos  a  ver qué pasa el lunes. Asumo  que el peso va a quedar más revaluado".

A ese punto el Banco de la República ya ha contestado que al contrario, los dólares para inversión de portafolio este año se están yendo (habían salido 504 millones de dólares hasta el 4 de julio), mientras que los dólares que entran y debilitan la tasa de cambio son de inversión directa, como por ejemplo para las petroleras, y que esos no son atraídos por la tasa  de interés, y no tendría sentido impedir su entrada.

A Plata también le preocupa el crecimiento económico con una industria desacelerada, que se debe a tasas de interés más altas. Según el Ministro, "somos un país en crecimiento, que ahora vamos a crecer mucho más despacio ".

Sin embargo, en la discusión de hoy, los codirectores del Banco de la República apuntaron que no son los intereses el principal factor de la desaceleración sino factores de oferta como la caída en las obras de infraestructura, la huelga de Cerromatoso y los aumentos de alimentos y combustibles que están afectando los costos de producción.

Gremios y analistas económicos esperaban que Emisor dejara quieta su tasa

Desde febrero pasado el Banco de la República no alteraba su tasa directriz. Varios analistas y
 representantes de gremios hablaron antes de conocerse la decisión de subir tasas de 10%.

Javier Díaz Molina, presidente de Analdex, afirmó que publicamente han señalado la necesidad de que la Junta Directiva del Emisor baje las tasas de interes. "Basicamente que las bajen o que por lo menos las dejen quietas. Hemos anunciado la inconveniencia de ese camino de ascenso del indicador, máximo cuando uno ve ese incremento en los precios de la economía".

Díaz, aseguró que con la solicitud de Analdex, lo que buscan es evitar una mayor desaceleración de la economía. "Que miren los ejemplos de otros países, lo que allá ha pasado con las decisiones de los bancos centrales y con la inflación".

"Creo que la Junta Directiva dejará quietas las tasas, esa es la mauor opción", concluyó el ejecutivo.

Norman Correa, presidente de la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), 
dijo que se necesita dar un mensaje al sector productivo bajando las tasas de interés. "Yo pienso que el peor de los escenarios es que las dejen quietas", expresó.

"Esperamos que las bajen porque la colocación de crédito empezó a disminuir y la cartera morosa a aumentar", añadió. Indicó que ya los demás han hecho su tarea, como el gobierno, bajando el gasto público. "Ahora le toca al Banco hacer lo suyo, porque se apresuró en su carrera alcista de las tasas", dijo. A pesar de esta expectativa, cree que las tasas no se van a modificar.

Por su parte, Ernesto Vélez, director de la junta directiva de Asocolflores, sostuvo que 
el banco debería considerar otros mecanismos, distintos a la subida de las tasas, para frenar la revaluación, porque así está desacelerando la economía. Por eso la expectativa es que no las suba, pues "mientras en Estados Unidos las están bajando, nosotros las estamos subiendo", señala.

Gurús de la economía ha mencionado que los bancos están manejando las inflaciones a punta de tasas de interés, con resultados "más dolorosos que la misma enfermedad", dice.

Enfatiza en que el gremio espera que bajen y que la junta directiva del Banco tenga en cuenta las presiones de los sectores productivos y busque formas distintas de manejar la inflación. Sin embargo, dice que es impredecible lo que vaya a pasar, aunque quisiera que se tenga en cuenta el comunicado reciente del Consejo Gremial en donde se habla de los efectos en el sector productivo.

Rafael España, director de asuntos económicos de Fenalco, señaló que el Consejo Gremial tiene un consenso en sus expectativas y esperan que las tasas se mantengan. "Lo ideal es que bajen, pero si no, por lo menos que no suban", afirma.

En el primer semestre del año "la economía se rajó" y eso podría influir en que no las suban, indica. Sin embargo, dice que la junta del Banco es muy impredecible y no sabe qué pueda pasar. "He visto que la junta es muy 'fan' de la de Chile y allá acaban de subir las tasas. Ojalá no les de por imitarlos", dijo.

Carlos Ignacio Patiño, Investigador Corficolombiana, afirmó que espera que las tasas se mantengan quietas. "Aún con el dato de inflación tan malo, según la última encuesta del Emisor, no creemos que las vaya a subir. Hay que pensar en el crecimiento económico".

Patiño señaló que los indicadores apuntan a una desaceleración de la economía, sobre todo en alimentos. "Esto lleva a que el Emisor deba dejarlas quietas. Sin duda, esa situación limitará la acción del banco".

"Las acciones que tome la Junta Directiva, no se reflejarán de inmediato sino hasta dentro de unos 6 meses. Sería un poco peligroso seguir subiendo tadasas teniendo en cuenta el estado de la economía actual", agregó el analista.

"Aunque hay bastante incertidumbre sobre lo que decidirá el Emisor, creo que esperarán a obtener mayor información económica del país. Pienso que las dejarán quietas", concluyó.

Siga bajando para encontrar más contenido