Barrancabermeja: del petróleo a centro logístico

La actual coyuntura de bajos precios de los commodities no es sino una más de las alarmas para que por fin Colombia decida apostarle a la diversificación de sus ingresos y a darle un impulso para que se empiece a desarrollar el potencial en actividades diferentes a la minero-energética.

Barrancabermeja

Archivo

Barrancabermeja

Finanzas
POR:
enero 19 de 2015 - 11:28 p.m.
2015-01-19

Con una población cercana a los 300.000 habitantes, Barrancabermeja es la sexta economía más importante del país (a partir de su aporte al PIB nacional), lo que visibiliza un potencial que va mucho más allá de lo que el centro de Colombia piensa de este puerto petrolero.

La construcción de la doble calzada Bucaramanga - Barrancabermeja - Yondó, la construcción de la Gran Vía Yuma y su conexión con la Ruta del Sol y la obra del Puerto Multimodal más importante del país, con el que se reactivarán la navegación y comercio por el río Magdalena, son solo algunos de los proyectos que actualmente se desarrollan en Barrancabermeja y que muestran su posición estratégica y potencial como nuevo centro estratégico y logístico del País.

Barrancabermeja está dando certeros pasos para mostrar cómo no solo es eje del desarrollo petrolero del país, sino que se preocupa por visibilizar su estratégica ubicación, la calidad de su mano de obra y el apoyo de sus autoridades como factores muy atractivos para la inversión nacional y extranjera.

MÁS DESARROLLO

Es así que su economía interna crece a diario con proyectos en construcción, industria y comercio.

Pero es su posición estratégica sobre el río Magdalena, que incluso antes de su vida municipal, generaba desde entonces y hoy un nuevo potencial de comercio nacional e internacional mezclando un estratégico puerto con una renovada industria, una ciudad preparada y una disminución significativa de costos de transporte.

En cuanto al puerto multimodal, que construye la compañía Impala Terminals, se trata de un proyecto de infraestructura que incrementará la competitividad del país integrando los puertos fluviales del interior con el comercio exterior.

La obra generará 1.081 empleos indirectos y 250 directos durante la construcción y operación, y estará acompañada por una inversión de 1.000 millones de dólares, lo que permitirá el desarrollo de infraestructura en el país, lo que causará un impacto positivo directo en el fortalecimiento de la clase media de la ciudad y transformará las condiciones de bienestar en esta región del departamento de Santander.

Para Barranca, la llegada del desarrollo de transporte multimodal, liderada por esta compañía de transporte, y secundada por otras concesiones y desarrollos en curso, es una excelente noticia por cuanto además de impulsar a la ciudad como nodo logístico de orden nacional, atraerá nuevas cargas y necesidad de servicios en la región como es el caso de los contenedores, que hasta ahora no transitan por nuestra región.

OPORTUNIDADES

Esto representa una oportunidad única de movilización de carga y prestación de servicios por varios millones de dólares, abriendo las puertas de un nuevo rubro económico para la ciudad y permitiendo el desarrollo de un nuevo segmento de trabajo para la pequeña y mediana industria que seguramente será la pionera en prestación de servicios a todos los futuros puertos interiores del país.

Ya hay una inversión tangible ejecutada por empresas nacionales y multinacionales que le han apostado a la ciudad y es necesario que Barranca aproveche esta nueva oportunidad y comprenda que también puede convertirse en eje logístico del país, pues proyectos como el del puerto multimodal de Impala traerán a la ciudad cada vez más operadores que impulsarán el desarrollo y generarán beneficios para todos.

HORA DE DIVERSIFICAR

El petróleo, recurso no renovable que ha sido el bastión del progreso de la región, no puede convertirse en la única fuente de desarrollo para Barrancabermeja ni para los colombianos.

La actual coyuntura de bajos precios de los commodities no es sino una más de las alarmas para que por fin Colombia decida apostarle a la diversificación de sus ingresos y un impulso para que se empiece a desarrollar el potencial en actividades diferentes a la minero-energética.

Este también es un llamado al Gobierno Nacional para que siga apoyando a Barrancabermeja con decisión y entusiasmo y que haga participe a la ciudad de todo el desarrollo comercial, logístico y de transporte que se proyecta para el país.

Barrancabermeja tiene hoy una oportunidad que no se puede dejar pasar, por el bien del país, del departamento, de la ciudad-región y de todos sus habitantes.

Alfonso Eljach

Abogado santandereano