Bavaria aumentaría nuevamente precios de la cerveza en octubre de este año

Así lo afirmó en una conferencia el presidente de la compañía en Latinoamérica y dijo que países como Brasil y Venezuela son perspectivas "muy atractivas".

POR:
enero 26 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-01-26

SABMiller, la segunda empresa productora de cerveza del mundo, dijo que habrá más oportunidades de crecer a través de adquisiciones en América Latina luego de perder la oportunidad de comprar la división de cerveza de Fomento Económico Mexicano SAB.

Perder la puja por la compañía mexicana a manos de Heineken "no es el fin del mundo", dijo ayer Barry Smith, el director general latinoamericano de SABMiller durante un seminario realizado en Londres. "Sigo pensando que hay oportunidades de compra en  América Latina".

El fabricante de Águila redujo el pronóstico de crecimiento de su volumen en América Latina debido a un aumento del impuesto al consumo en Colombia, que constituye más del 50 por ciento de las ganancias de SABMiller en la región.

América Latina, que aporta más del 25 por ciento de las ganancias de la compañía, debería beneficiarse de un incremento del consumo per cápita conforme se reanuda el crecimiento económico y los consumidores pasan de las bebidas alcohólicas locales a la cerveza, dijo Smith.

"Las futuras oportunidades de crecimiento en el marco de nuestros mercados actuales son grandes", dijo Smith, que agregó que países como Brasil y Venezuela son perspectivas "muy atractivas".

SABMiller controla alrededor del 98 por ciento del mercado colombiano y tiene divisiones en Perú, Ecuador, Panamá, Honduras y El Salvador. Los volúmenes latinoamericanos crecerán entre el 4 y el 6 por ciento a "mediano plazo", dijo la empresa.

El pronóstico anterior de SABMiller era de entre el 5 y el 7 por ciento. El crecimiento estará más en la franja superior que en la inferior del nuevo espectro, dijo Smith.

Un aumento de precio del 8 por ciento resulta inevitable en Colombia debido a la propuesta de elevar el impuesto al valor agregado en el país el mes próximo y puede reducir el crecimiento del volumen un 4,5 por ciento, agregó Smith.

"SABMiller no se embolsará el aumento de precio y analiza un segundo incremento en octubre", añadió.

 

Aumento de impuestos

El pronóstico de menor volumen refleja "el impacto de la crisis económica y el constante riesgo de un aumento de los impuestos al consumo" en otros mercados, dijo Smith.

El gobierno ordenó elevar el impuesto al valor agregado del 3 al 14 por ciento el 1 de febrero y llevarlo al 16 por ciento a partir del año próximo.

"SAB hace un gran trabajo en América Latina, pero esos factores externos tendrán un impacto a corto plazo", dijo Jonathan Cook, un analista del Royal Bank of Scotland Group Plc que asistió a la reunión.

En términos de oportunidades de compra en la región, "ahora son posiciones estables", dijo Cook. "Es difícil encontrar algo que en verdad haga cambiar las cosas". Cook recomienda "conservar" las acciones.

A los efectos de combatir la anticipada caída de la venta de cerveza en Colombia, la división Bavaria de SABMiller reducirá los costos operativos, lo que comprenderá el posible cierre de una de sus plantas, dijo  Smith. La reducción del gasto de capital en la región contribuirá a mantener el aumento de las ganancias, agregó.

La empresa también eleva el gasto en el marketing de las cervezas de mayor precio, tales como la Cuzqueña en Perú y Águila Light en Colombia, con el fin de incrementar el margen de ganancia de las ventas.

Las marcas más caras constituyen el 8,8 por ciento de las ventas de SABMiller en la región, lo cual puede llegar al 15 por ciento "dentro de algún tiempo", dijo Smith.

Tras protocolizarse el impuesto el viernes,  SABMiller, a  través de Bavaria, ya había advertido  que esa medida resentirá el consumo interno y minaba la confianza inversionista en el país.

Y aunque el presidente para Latinoamérica SABMiller no dio mayores detalles en su exposición de ayer en Londres sobre la forma como trataran de conservar los márgenes operacionales en Colombia,  Bavaria se refirió a posibles adecuaciones de la planta de  personal a menor consumo que originaría el aumento de impuestos.

Posible inversión

Aunque el plan de Bavaria este año es  elevar las inversiones del 2008, 200  millones de dólares anuales, según el presidente de Bavaria, Karl Lippert, se estaba a la expectativa de los efectos qué pueden causar los impuestos de la Emergencia Social.

"En términos del 2010, esperamos que el entorno comercial mejore. Nuestro capital de inversión en el 2009 estuvo por debajo de 200 millones de dólares, pero esperamos poder incrementarlo de nuevo en el 2010, enfocado primordialmente en la optimización de  nuestro esquema de producción y distribución, así como de nuestros envases", explicó.

No obstante, tras el aumento de impuestos a la cerveza, la compañía prefirió no referirse a sí  conservará el monto de inversión previsto, aunque por las declaraciones de Smith se deduce que puede variar.

Además de los altos impuestos, otros factores que según Lippert están contrayendo la demanda en el país son el aumento del desempleo, las interrupciones del comercio con Venezuela y una baja demanda de exportaciones por parte de  Estados Unidos.

Aun así consideró que la demanda en general tiene, sin embargo,  a favor la capacidad de innovación de las compañías, las bajas tasas de interés del mercado y la baja inflación.

Según el directivo, no se puede atribuir el regular comportamiento de la demanda de bebidas alcohólicas el año pasado a campañas de responsabilidad, porque el compromiso de la empresa con la erradicación del consumo por parte de menores es muy serio, y se maneja totalmente independiente de resultados comerciales.

 

Siga bajando para encontrar más contenido