BCE esperaría a junio para subir de nuevo tasas

El Banco Central Europeo (BCE) mantendrá probablemente su principal tasa directriz hoy durante la reunión de su consejo de gobernadores en Helsinki, pero se vislumbran nuevas subidas en el horizonte, quizás en junio o julio, según los economistas.

POR:
mayo 05 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-05

Al comienzo de abril, el BCE, apoyándose en la subida de la inflación en la zona euro, decidió elevar a 1,25% su tasa directriz, que mantuvo durante casi dos años en el 1%, un nivel históricamente bajo. Su presidente, Jean-Claude Trichet, declaró entonces que esto no significaba el comienzo de un nuevo ciclo, pero sus palabras no convencieron a los mercados ni a los economistas. Además, las declaraciones de varios responsables del BCE dan a entender justo lo contrario. "Resulta evidente que el alza de abril no es la última del año", estima Carsten Brzeski, de ING. Lo mismo opinan sus colegas, pero existen discrepancias sobre la fecha, puesto que algunos se inclinan por junio y otros por julio. Los economistas de RBS o Berenberg sostienen que la subida de los precios en la Eurozona hace inclinar la balanza en favor de junio. En abril, la inflación subió al 2,8% interanual, su nivel más alto en 30 meses. Un ascenso debido "en un 100%" a la energía y los alimentos, porque los otros precios -servicios, bienes manufacturados, que representan las tres cuartas partes del índice- no se han visto afectados, según Jean-Luc Proutat, de BNP Paribas. "Para que el fenómeno dure, harían falta efectos secundarios, es decir, un impacto sobre los salarios. Esto no se aprecia", explicó. Trichet reconoce que no se han registrado consecuencias de este tipo, pero considera necesario prevenirlas y recordó que la función del BCE es contener la inflación por debajo del 2% a medio plazo. La ausencia de este tipo de efectos, por ahora, y el agravamiento de la crisis de la deuda, en un contexto de especulaciones interminables sobre una reestructuración de la deuda griega, podrían conducirlo a "retrasar la próxima subida" hasta julio, estiman los economistas de Goldman Sachs. El BCE tiene en su agenda una cumbre de jefes de Estado y de gobierno europeos a finales de junio, reunión en la que se designará al sucesor de Trichet, cuyo mandato de ocho años concluye el 31 de octubre. El presidente del Banco de Italia, Mario Draghi, tiene muchas posibilidades de ser el elegido, aunque por ahora no cuente con el apoyo oficial de Alemania.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido