Bienes finales podrían salir más baratos

Bienes finales podrían salir más baratos

POR:
noviembre 08 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-11-08

Productos como llantas, motocicletas, zapatos, rines, planchas eléctricas, calentadores, secadores de cabello y colchones, hacen parte de una larga lista de bienes que podrían beneficiarse de una reducción en su arancel. La propuesta planteada por el Ministerio de Comercio busca beneficiar a los productores con bienes de capital más baratos -baja a 2 por ciento su arancel- y de paso a los consumidores finales, que podrían aprovechar los mejores precios que se derivan del menor pago de impuestos en la importación. El principal argumento esgrimido por el Gobierno para apoyar esta iniciativa de reordenar la estructura arancelaria del país es que los altos impuestos a la importación no han servido para dar una protección efectiva a la producción de bienes en el país. Una cifra es bien diciente de la justificación que tiene el Gobierno: hoy el 73 por ciento de los bienes que se importan tienen producción nacional. El costo para el Gobierno también está calculado, pues en la propuesta inicial se sabe que habría un sacrificio de ingresos fiscales por 75 millones de dólares, lo que algunos industriales han utilizado como argumento para rechazar que se adelante este proceso de reestructuración arancelaria. Pero, más allá del efecto que tendrá a partir del primero de enero del 2008, hay quienes llaman la atención sobre lo inoportuno de establecer una nueva política arancelaria para Colombia, a pocos días de que venza el plazo para que los países andinos notifiquen a la Unión Europea el punto de partida que tendrá su estructura impositiva con terceros países. Justamente hoy arranca en Lima una reunión de técnicos andinos para definir el Punto Inicial de Desgravación, PID, exigido en la negociación con la UE, y que debe estar listo antes de dos semanas. Este PID definirá el punto a partir del cual se negociará con los países de la UE un programa de desgravación arancelaria, en el marco del Acuerdo de Asociación. Las quejas de los industriales frente al cambio en aranceles se han escuchado con insistencia. Una de ellas la envió el gerente de Maquinaria Montana, Aurelio Mutis Caballero, quien pregunta a quién beneficia esta baja en los aranceles, “pues quienes adquieren tales bienes ya disfrutan desde la última reforma tributaria descuentos del 30 por ciento, por lo cual muy seguramente los puntos adicionales no son significativos”. Otros empresarios han señalado que si este tipo de decisiones genera un alto costo fiscal, para qué se toman, si esto se traducirá, más adelante, en nuevos impuestos al sector productivo. ¿QUIÉN SE BENEFICIA?

Siga bajando para encontrar más contenido