1,5 billones de dólares en impuestos a los millonarios

El plan con el que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pretende recortar el déficit del país en tres billones de dólares, incluye 1,5 billones de dólares en aumento de impuestos a los más ricos del país y a las corporaciones para la próxima década.

POR:
septiembre 24 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-24

El programa apunta a recaudarlos con cambios al código impositivo estadounidense. De esa cifra, 800.000 millones provendrían del vencimiento de los recortes de impuestos de la era de George Bush II para las personas que ganan más de 200.000 dólares al año y otros 700.000 millones se obtendrían con la eliminación de algunas exenciones tributarias. Así mismo, propone que la gente con ingresos superiores al millón de dólares paguen al menos el mismo porcentaje en impuestos que paga la clase media de Estados Unidos. Obama ha propuesto limitar las deducciones para los hogares de altos ingresos y cancelar los beneficios para las compañías de petróleo y gas y para las compras de aviones corporativos. Además, se aumentarían los impuestos sobre determinados ingresos obtenidos por administradores de fondos. Algunos de estos inversores pagan un impuesto a las ganancias de capital más bajo por administrar las inversiones de sus clientes. El presidente estadounidense pide a los millonarios que paguen impuestos más altos. El mandatario ha llamado a esa idea "la regla Buffet", porque está basada en una propuesta lanzada por el millonario Warren Buffet, de 81 años y director ejecutivo de Berkshire Hathaway Inc, quien afirmó que los ricos como él frecuentemente pagan menos impuestos que aquellos que trabajan para ellos debido a algunas lagunas del código impositivo y a las bajas tasas que pagan por el ingreso sobre inversiones. "Que la secretaria del señor Warren Buffett no pague más impuestos que el señor Buffet", en alusión al poseedor de una de las mayores fortunas del país, aseguró Obama. El mandatario estadounidense afirmó en su discurso del lunes que todos los estadounidenses "contribuirán con su justa parte", incluidos los más acaudalados, "No deberíamos reducir el déficit a costa de los pobres y los trabajadores". El presidente negó que su intención de subir los impuestos a los más ricos, mediante la introducción de un impuesto mínimo para las rentas de los multimillonarios, equivalga a una "lucha de clases", como han afirmado algunos dirigentes del Partido Republicano. Es sólo "matemáticas", replicó Obama. El presidente advirtió que vetará cualquier ley para la reducción del déficit que pretenda aprobar la mayoría republicana en la Cámara baja y que se base únicamente en el recorte de los gastos federales, pero no aumente los ingresos del Estado. Las propuestas además incluyeron el ahorro de 1,3 billones de dólares con el final de la intervención militar de Estados Unidos en Afganistán e Irak y las reformas de los subsidios agrícolas y del seguro sanitario para los mayores, pero dejan intacto el sistema público de pensiones. ¿Deberíamos tener una exención de impuestos para los millonarios y billonarios, o deberíamos invertir en educación, tecnología e infraestructura, todas las cosas que nos van a ayudar a innovar, educar y construir nuestro país?, se preguntó Obama. El presidente estadounidense agregó que "No es correcto que en este país un maestro o una enfermera o un obrero de la construcción, que gana 50.000 dólares al año, pague impuestos más altos que alguien que gane 50 millones". El plan será sometido al "supercomité" bipartidista, compuesto en partes iguales por congresistas demócratas y republicanos, que tiene la obligación de llegar a un acuerdo sobre la reducción del déficit en al menos 1,5 billones de dólares para finales de noviembre. - Republicanos critican plan para subir impuestos a los ricos (WASHINGTON/EFE). Los aspirantes a la candidatura presidencial republicana en Estados Unidos arremetieron contra el plan del Gobierno de Barack Obama para aumentar los impuestos a los ricos. El presidente Obama "quiere quitarle el dinero a algunas personas y dárselo a otras. Esa no es la forma de levantar a Estados Unidos", criticó Mitt Romney, ex gobernador de Masachusets, durante el debate entre nueve aspirantes organizado por la cadena de televisión 'Fox' en Orlando (Florida). Para la congresista por Minnesota Michelle Bachmann, que abogó por fomentar la iniciativa privada, Obama "ha destruido la economía", mientras que el gobernador de Texas, Rick Perry, puso como ejemplo la reducción de cargas impositivas y de regulaciones en su estado, que según él ha ayudado "a atraer negocios". Con el plan Obama pretende recuperar el apoyo de las clases medias de cara a su reelección en 2012, e inmediatamente el Partido Republicano, que tiene mayoría en la Cámara baja, expresó su rechazo. En un programa de la cadena Fox de televisión, el representante Paul Ryan, republicano de Wisconsin y presidente del Comité de Presupuesto de la Cámara baja, sostuvo que a Obama le anima un espíritu de "lucha de clases", lo que puede ser bueno, dijo, para sus aspiraciones políticas, pero resulta "nefasto" para la economía. helgon

Siga bajando para encontrar más contenido