Biofilm, a defender planta en México

A la expropiación que se vio sometida la empresa Cementos Argos en Venezuela, que se encuentra en proceso de ejecutarse, se suma ahora una amenaza similar contra Biofilm, en México.

POR:
julio 14 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-14

Aunque esta vez la orden no proviene del Gobierno y los demandantes deben superar aún varios escollos jurídicos, el reclamo también parte de ex propietarios que pretenden una millonaria indemnización. Se trata de una resolución del primer tribunal colegiado administrativo y civil con sede en Tamaulipas iniciada por dos particulares y que obliga a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) a devolver terrenos de la zona que fueron expropiados hace cerca de 30 años o indemnizar a los antiguos dueños. La medida cobija a Biofilm, compañía del Grupo Santo Domingo y el Grupo Sanford, y cerca de 60 compañías asentadas en el puerto de Altamira, sobre el Golfo de México, en el estado de Tamaulipas. Por ello iniciaron juicios de amparo para que no se afecten sus inversiones e intereses y se les reconozca el derecho de propiedad sobre los terrenos que podrían afectarse con el fallo judicial. Según reveló el diario La Jornada, de México, entre otras, la compañía colombiana, la alemana Basf y la española Gas Natural, alegan que ninguna fue llamada como tercera perjudicada en el litigio de amparo que ganaron los antiguos dueños de los lotes, por lo que exigen, en caso de ser retiradas, una indemnización por el total de las inversiones que han hecho desde que se ubicaron allí. Biofilm abrió la planta en el 2004 a un costo cercano de 30 millones de dólares y posteriormente hizo una ampliación que se estima en unos 44 millones de dólares. Aunque atiende especialmente el mercado mexicano y estadounidense, se ubicó allí para tener -junto a la de Cartagena- una plataforma estratégica que le permitiera atender todo el mercado en el continente de películas de polipropileno. Tiene una capacidad instalada de 55.000 toneladas anuales, que sumadas a la 35.000 de la de Colombia, le da a Biofilm una disposición logística suficiente para atender dicho mercado y algunos de Europa. Un mercado ampliado Hoy, la empresa colombiana, Biofilm, vende a 19 países y es el mayor exportador latinoamericano de películas de plástico de polipropileno biorientado, que se usa, entre otros, en empaques de cajetillas de cigarrillos y pasabocas. Estas películas se agrupan en cinco categorías: coextruidas, metalizadas, opacas, etiquetas y planas. 74 millones de dólares fue la inversión inicial que la colombiana Biofilm del Grupo Santo Domingo y el Grupo Sanford invirtió en su planta.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido