Un BlackBerry que quiere causar una 'tormenta'

Sometimos a prueba el BlackBerry Storm, el cual viene con una pantalla táctil similar a la del iPhone

POR:
noviembre 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-20

Para sus defensores más acérrimos, una de las mejores cualidades del BlackBerry es su cuidadosamente diseñado teclado físico, que un hábil adicto a estos teléfono inteligentes puede tocar como un violín. Estos fanáticos menosprecian al popular iPhone, de Apple, cuyo teclado es virtual y debe ser operado al tocar la pantalla.

Pero la semana pasada, Research in Motion, el fabricante del BlackBerry, hizo lo impensable: presentó en EE.UU. y otros países un modelo de BlackBerry sin teclado físico, en el que escribir y navegar requieren tocar la pantalla, como sucede con el iPhone.

El nuevo modelo se llama BlackBerry Storm, y a pesar de que no tiene teclado, es realmente un BlackBerry en cada una del resto de sus funciones, con e-mail que se actualiza constantemente, funciones corporativas y los menús habituales de BlackBerry.

En muchos aspectos, el Storm es una versión táctil, de pantalla grande, del BlackBerry Bold, lanzada hace poco y que es la versión más pulida del BlackBerry tradicional. También es el miembro más nuevo de una nueva clase de computadoras de mano, la categoría del teléfono superinteligente inaugurada el año pasado por el iPhone.

El Storm tiene una gran pantalla táctil de alta resolución que ocupa la mayor parte de su superficie, y que cambia automáticamente de posición vertical a horizontal cuando se prende el teléfono.

La mayor innovación en el Storm es una aplicación inteligente que RIM espera que le de una gran ventaja con respecto al iPhone. 

Cuando usted toca una tecla o ícono en la pantalla del Storm, siente una sensación física, como si estuviera apretando una tecla o un botón real. Esto se debe a que la totalidad de la pantalla de vidrio es un gran botón, montado sobre una subestructura mecánica que le permite deprimirse cuando se le aplica presión.

La idea detrás de esta función es que al escribir sobre vidrio se sienta similar a escribir en un teclado real, y de esta forma lograr que el teclado virtual, y la interfaz táctil, sean más aceptables para personas que están acostumbradas a los teclados y los botones físicos. Esta pantalla que se aprieta también reemplaza a la rueda de navegación lateral que en modelos anteriores sirve para activar elecciones del menú e íconos.

Pero en mis pruebas, esta función táctil, que RIM llama SurePress, no convirtió de forma mágica a la pantalla táctil en un teclado físico.

La función ofrece una confirmación más concreta de que efectivamente se ha apretado una tecla o que se ha hecho clic sobre un ícono. Pero ni yo, ni otros adictos al Black- Berry a los que les pedí que lo probaran, consideramos que escribir sobre el teclado del Storm fuera muy similar a usar un teclado físico de un BlackBerry.

En mi opinión, a pesar de su confirmación física, usar el teclado del Storm es mucho más parecido a usar el del iPhone.

El Storm también tiene una rareza en su teclado que me pareció muy molesta, y que podría no gustarle a otras personas. Sólo ofrece un teclado virtual completo cuando es sostenido de forma horizontal. Cuando usted la sostiene de forma vertical, obtiene un teclado mezclado, como el del más angosto BlackBerry Pearl, que tiene varias letras por tecla. También se puede optar por un teclado similar al de los celulares, el cual requiere que cada tecla se oprima varias veces hasta llegar a la letra deseada.

Otra deficiencia del Storm es que carece de capacidad para onectarse a Internet a través de redes Wi-Fi. Esto significa que a diferencia del Bold y del iPhone, si la conexión celular de alta velocidad falla, no puede acudir a un punto de conexión inalámbrico Wi-Fi.  El Storm tiene algunas ventajas importantes sobre el iPhone. Su pantalla, aunque es 7% más pequeña físicamente, ofrece una resolución alrededor del 13% más alta. Las fotos y los videos se ven hermosos en ella.  Su batería tiene una duración mucho mejor para llamadas telefónicas, de poco más de 6 horas, que el iPhone.

Este nuevo BlackBerry también viene con más memoria que el modelo base del iPhone: nueve gigabytes versus ocho gigabytes.  A diferencia de la memoria del iPhone, la del Storm es expandible, a través de tarjetas  ash más grandes.

Igualmente, la cámara del Storm es mucho mejor que la del iPhone, con 3,2 megapíxeles versus sólo 2 megapíxeles para el aparato de Apple. También tiene zoom y ash, funciones que la cámara del iPhone no posee. , a diferencia del iPhone, el Storm puede grabar videos. Su micrófono también hizo que las llamadas, aún en altavoz, fueran claras.  Físicamente, el Storm es atractivo, pero no muy esvelto. Aunque es casi tan largo y ancho como el iPhone, es 15% más grueso y 17% más pesado.
En general, el Storm es una computadora
de mano muy competente que será atractiva
para los usuarios de BlackBerry que han estado
añorando un aparato controlado con el
tacto y con una pantalla más grande. ofrece
otra buena opción para cualquier persona
que quiera comprar una de las nuevas y
más poderosas computadoras de bolsillo

Siga bajando para encontrar más contenido