Blanco y negro sobre el exterminio de la UP

A mediados de los años ochenta nació la Unión Patriótica, UP, un partido político de izquierda que pretendía recoger las ideas del grupo guerrillero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc.

POR:
julio 05 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-05

Hoy, puede que eso parezca imposible, pero en ese momento no lo era, porque esa organización subversiva acababa de negociar un acuerdo de paz con el Gobierno de Belisario Betancur. El proceso implicaba el mantenimiento de un brazo político, UP, y en forma paralela se conservaba la estructura bélica armada. Racional o irracional, lógico o no, verdad o mentira, el hecho es que el naciente partido político comenzó a sufrir la persecusión brutal. Primero, sus dirigentes, y luego los militantes fueron objeto de asesinatos y muertes sin consideración alguna. La campaña de exterminio fue total, y aunque en principio se creyó que no había un plan para ello, con el paso del tiempo se comprobó que los hechos fueron producto de una acción premeditada y sistemática. Incluso se comprobó que dentro del Estado había sectores complacientes y cómplices con esa brutalidad. Doce años después, la UP estaba virtualmente acabada. Sus últimos miembros importantes salieron exiliados del país y sus cuadros de base fueron borrados del mapa político colombiano. “Los paramilitares nunca se olvidaron de quiénes eran de la UP, puesto que su objetivo era la exterminación total del partido político”, es una afirmación contundente que demuestra la verdad de lo ocurrido en ese período tan triste y penoso para la política y la sociedad colombianas. El libro, producto de una investigación con aire académica, cuenta la historia con una dosis de realismo que lleva al lector a sus propias conclusiones radicales, como la de preguntarse ¿por qué el Estado y la sociedad permitieron la ocurrencia de ese holocausto?. El libro tiene tres partes centrales. La primera, tiene que ver con el nacimiento del partido y su relación con las Farc. La segunda es la estrategia de sus enemigos para enfrentar a la naciente organización por lo que esta representaba y las acciones del plan siniestro. La tercera es el análisis político y crítico de lo ocurrido, incluyendo lo que sirvió a las Farc lo ocurrido con la UP. Aunque hay preocupación por mantener la ponderación en la investigación, no siempre es así, dado lo difícil de tratar el tema. No por ello deja de ser un muy importante documento. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido