El BM plantea revolcón a mercado de deuda privada

El mercado de títulos de deuda privada en Colombia tendrá que asumir nuevos retos en materia de regulación y prácticas corporativas para poderse desarrollar de manera importante en los próximos años.

POR:
noviembre 12 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-11-12

De lo contrario, ese sistema de financiamiento empresarial no alcanzará grados de liquidez importantes como los que requiere un país emergente como Colombia, según lo advierte el asesor líder del Banco Mundial para el desarrollo de mercados de capitales, Clemente del Valle. El experto, que en Colombia fue director de Crédito Público del Ministerio de Hacienda y superintendente de Valores, dice que si bien es cierto que los mercados de deuda corporativa se caracterizan por su baja liquidez en todo el mundo, en Colombia la situación es más compleja y, por eso, es necesario hacer un revolcón regulatorio y de prácticas operativas que estimulen a las empresas a hacer emisiones de títulos, y a los inversionistas para que los adquieran y roten los papeles a fin de aumentar su liquidez. Un tema clave para tener en cuenta es que Colombia debe manejar un régimen de entrada a emisiones dirigido exclusivamente a inversionistas profesionales, llámense fondos de pensiones, fiduciarias, aseguradoras, etc. y no a personas naturales. Esto requiere facilitar las condiciones de ingreso al mercado de nuevos actores con una regulación más flexible para los emisores e inversionistas. En Estados Unidos, explica Del Valle, ese mercado privado y especializado es totalmente desregulado, pero en Colombia podría adoptarse un sistema como el europeo, el cual solo exige como requisito previo el registro de la emisión en la Superintendencia Financiera. En Colombia solo existe el canal de la emisión pública, que implica cumplir con una gran cantidad de trámites para sacar los títulos al mercado y esto desestimula a las empresas a colocar sus papeles, especialmente cuando requieren recursos inmediatos para financiar sus proyectos. Los trámites en el país para una emisión pública pueden durar de cuatro a seis meses. Flexibilizar las emisiones para inversionistas profesionales ayudaría a impulsar los proyectos de infraestructura que necesita el país, dice Del Valle. OJO A CALIFICACIONES Según la propuesta del Banco Mundial, para que nuevas empresas entren al mercado corporativo de deuda en Colombia también es necesario que se flexibilicen las exigencias de las calificaciones de riesgo. Por eso, los cambios también deben incluir el hecho de que no se obligue a los emisores a tener títulos con calificación y que la tarea de medir el riesgo sea de los inversionistas, tal como opera en países desarrollados. “La calificación debe ser una decisión voluntaria del emisor”, dice Clemente del Valle. Señala que otro elemento por flexibilizar es el ingreso de nuevos papeles al mercado sin que tengan la máxima calificación de Triple A o similares, porque esto limita en gran medida las opciones de inversión en el mercado, dejando sin mucha opción a títulos de grado B. VALORACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE TÍTULOS Otros mecanismos que incluye la propuesta del Banco Mundial tiene que ver con la creación de un nuevo organismo especializado en la valoración de títulos, especialmente aquellos con baja liquidez. Inversionistas mexicanos han mostrado su interés por crear en Colombia una entidad de ese tipo, pero algunas normas de regulación del negocio lo hace poco atractivo. Otro elemento para tener en cuenta es que la distribución de los títulos valores no solo quede en manos de firmas comisionistas de bolsa, sino que se utilicen los canales de los bancos y otras entidades financieras. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido