BMW y Mercedes, de archirrivales a aliados

Para no perder rentabilidad, las automotrices alemanas estudian cooperar en áreas como la compra de componentes

POR:
mayo 20 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-20

Los grandes fabricantes de autos, incluso los que compiten de frente en mercados específicos, están buscando formas de unir fuerzas para recortar costos de desarrollo y producción.

Las últimas automotrices en adoptar esta tendencia son las archirrivales del sector de lujo BMW AG y Mercedes-Benz, de Daimler AG. En un reconocimiento de que necesitan mayores economías de escala para fortalecer sus ganancias, las dos empresas alemanas están en conversaciones para asociarse en el desarrollo y la compra de componentes para autos, según fuentes cercanas. Ejecutivos e ingenieros de las divisiones automotrices de BMW y Daimler, "desde el nivel más alto hasta los mandos medios", están evaluando formas en las que podrían unirse para comprar partes para autos, incluyendo estructuras de asientos y módulos de aire acondicionado, aseveró una fuente al tanto. Las dos compañías también exploran la posible cooperación en el desarrollo y la producción de componentes como motores, según otra persona cercana al asunto.

El cambio de estrategia responde a las dificultades que enfrentan las dos automotrices para mantener su nivel de ganancias, actualmente el más alto de la industria, en medio del estancamiento de la economía de Estados Unidos, las fluctuaciones cambiarias desfavorables, el alza de los costos de las materias primas y las crecientes exigencias tecnológicas creadas por las nuevas normas de eficiencia en el consumo de combustibles y emisión de contaminantes. Estos problemas han golpeado también a otros fabricantes de autos de alto nivel. Pero rivales como Audi, de Volkswagen AG, Volvo, de Ford Motor Co., y Lexus, de Toyota Motor Corp., han logrado aprovechar los recursos y la escala de sus casas matrices, que son empresas mucho más grandes. La posibilidad de compartir partes e investigación y de beneficiarse de la compra al por mayor de materias primas como el acero les permite reducir costos.

Audi, por ejemplo, ha podido utilizar la tecnología de inyección directa de motores diesel de VW y se beneficia de las economías de escala de VW en materia de compras. VW fabrica más de seis millones de autos al año, mientras que Daimler y BMW cada una produce cerca de un millón de vehículos al año. Lexus ha logrado lanzar la tecnología de autos híbridos de la que Toyota es pionera, una empresa que produce cerca de 9 millones de autos por año.

Estas diferencias están teniendo un impacto en los márgenes operativos. El margen operativo de Audi aumentó al 8% el año pasado frente al 6,5% en 2006. BMW, en cambio, reportó un declive del margen operativo, de 6,3% en 2006 a 6% en 2007, en parte debido al costo de inversiones en tecnologías ecológicas.

Esto pone en riesgo la meta de BMW de tener márgenes operativos de entre 8% y 10% para 2012. Los portavoces de Daimler y BMW no comentaron sobre la naturaleza específica de las conversaciones entre las dos empresas, pero confirmaron que están negociando. BMW y Mercedes-Benz han sido enconados rivales desde los años 30. La competencia se intensificó después de que Daimler, la dueña de la marca Mercedes-Benz, hizo una oferta para comprar BMW en 1959. Las dos empresas están enfocadas en fabricar autos y utilitarios de lujo que con frecuencia compiten directamente, un factor que ha impedido que las empresas hayan colaborado en el pasado.

Las conversaciones actuales buscan identificar componentes y tecnologías en las que ambas puedan cooperar para reducir los costos sin diluir el valor de sus marcas o entregar una ventaja competitiva, dijo una fuente al tanto. El cambio hacia una mayor cooperación evolucionó después de una revisión estratégica en BMW iniciada por Norbert Reithofer, quien asumió como presidente ejecutivo en septiembre de 2006. Un año después de tomar el mando, Reithofer fijó la meta de "establecer colaboraciones en las áreas de componentes, transmisiones y módulos". Dieter Zetsche, presidente ejecutivo de Daimler, también ha buscado formas de reposicionar a su empresa después de la venta de Chrysler. Reithofer ve a Daimler y a BMW como "dos fabricantes de tamaño medio" y cree que hay potencial para una mayor cooperación entre ellos, dice un portavoz de BMW.

Tanto Reithofer como Zetsche, fueron animados por el progreso en un proyecto de cooperación existente entre Daimler, BMW, General Motors Corp. y Chrysler para desarrollar las costosas tecnologías híbridas. En los últimos meses, tanto Daimler como BMW han nombrado a ejecutivos clave para liderar "equipos de rentabilidad" para explorar formas de elevar las ganancias. Daimler nombró a Jerome Guillen, un ejecutivo de la división de camiones, para liderar a un equipo de "innovación de negocios". BMW, a su vez, eligió un ejecutivo financiero de su división de motocicletas, Fritz Geri, para desempeñar un papel similar en la automotriz.

Siga bajando para encontrar más contenido