BOB DYLAN: 70 AÑOS NO SON NADA Cuando hay calidad, la edad es lo de menos

Bob Dylan nunca buscó ser profeta ni vocero de nada ni de nadie. Sólo se comprometió con la realidad en la que vivía y quiso retratarla.

POR:
mayo 24 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-05-24

Lo hizo y se convirtió en la cabeza de multitudinarios movimientos y manifestaciones públicos en los años 60 y en uno de los mayores referentes de la música popular durante casi medio siglo. Nacido en Duluth, Minessesota (EE. UU.) el 24 de mayo de 1941, cumple hoy 70 años, de los que 50 han sido de producción, respeto, admiración y aplausos. Es, sin duda, el gran revolucionario de la música de la segunda mitad del siglo XX y el músico que más ha marcado, de una u otra forma, a la actual generación en el poder en el Planeta. Más aún, sigue ejerciendo influencia entre los jóvenes defensores de la paz y de los derechos fundamentales en casi todos los rincones de la Tierra: desde Estados Unidos hasta China, pasando por Europa y América Latina. Este año, por ejemplo, se presentó en China, ante más e 12.000 personas, cantando -como siempre en inglés-, pero los jóvenes lo aplaudieron a rabiar. Dylan fue y sigue siendo la voz del antibelicismo. Otras de sus composiciones fueron y son aún himnos de protesta y resistencia, en los grandes acontecimientos sociales, políticos y culturales de su país y del mundo. Con Masters of war denunciaba a principios de los 60: "Ustedes ajustan los gatillos/ para que otros disparen/ luego se apartan y observan/ mientras las listas de muertos aumentan/ ustedes que se esconden en sus mansiones/ cuando la sangre de sus jóvenes escapa de sus cuerpos/ y se hunde en el barro" . Blowin in the wind y The times they are a-changin, también de la época, arrastraron y arrastran multitudes hasta hoy. Se cantaron en manifestaciones contra de la guerra del Vietnam o se convirtieron en sentidos y vigorosos himnos en las manifestaciones en defensa de los derechos civiles de los negros en Estados Unidos en la década de los 60 y siguen entonándose hoy, incluso cuando Barak Obama asumió como primer presidente negro en en a historia de ese país. "Dylan no ha sido el típico cantautor farandulero que es una especie de publicidad ambulante de sí mismo. Prolífico y reservado es dueño de una obra respetable y respetada que ha traspasado fronteras, aunque sólo cante en inglés. En Colombia no es ningún desconocido y, aunque no sea popular, es admirado y respetado", afirma el melómano Augusto Torres. En América Latina, por motivos del idioma, sus canciones tuvieron también acceso a un público más limitado, pero aún así se valoran desde Chile hasta México, pasando por Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela, entre otras naciones. Un total de 34 títulos, desde su debut en 1962 hasta Christmas in the Heart (Navidades en el corazón) en el 2009, marcan una producción de éxito. Sus primeras composiciones se focalizaron en temas sociales y filosóficos, y durante el siguiente medio siglo su producción se quedó impregnada con su compromiso visceral con la vida y los derechos fundamentales, aunque la canción protesta ocupó una porción menor en su repertorio. UNA VOZ INDEPENDIENTE Los críticos sostienen que con The Freewheelin Bob Dylan (1963) inicia su etapa de cronista musical politizado y que con Blood on the tracks (1975) traza una profunda radiografía de las relaciones humanas, inspirado en su divorcio. Reservado como pocos artistas, concedió su primera entrevista hace sólo siete años, después de 42 de vida artística para decir que "No soy un salvador o un profeta" y para dejar en claro que sus canciones "no son sermones" y que no considera que haya nada en ellas que "diga que soy un portavoz de nada ni de nadie". - Más que un simple cantante, todo un gran escritor A Bob Dylan se le ama y se admira como es. Hoy se planean homenajes en Latinoamérica, Estados Unidos y Europa. En España, por ejemplo, Radio Nacional tiene espacios sobre su vida y obra, y debates sobre la importancia de su música. En California se inician festivales y en Nueva York se inaugura una exposición fotográfica en su honor, entre muchas otras cosas. Además de cantautor, es considerado como un gran poeta y fue candidato al Premio Nobel de literatura.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido