Bogotá, sin alcalde por segunda vez en dos años

Tanto Petro como su antecesor, Samuel Moreno, salieron por fallos de la Procuraduría.

Gustavo Petro y Samuel Moreno.

Archivo Portafolio.co

Gustavo Petro y Samuel Moreno.

POR:
diciembre 09 de 2013 - 06:28 p.m.
2013-12-09

La decisión de la Procuraduría de destituir al alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, deja a Bogotá acéfala y en medio de una honda crisis institucional por segunda vez en dos años.

Petro, por decisión del Ministerio Público, deberá dejar el poder en circunstancias muy similares a las de Moreno Rojas quien fue sancionado por la misma entidad por sus omisiones en la vigilancia de las obras públicas, en medio del escándalo del 'carrusel' de la contratación.

El caso de Moreno fue particular, porque no se trató de una destitución sino de una suspensión del cargo en mayo del 2011 y que, sin embargo, se extendió hasta el final de su periodo.

De hecho, cuando Petro ganó las elecciones en octubre de 2011 con 723.157 votos, (32 por ciento del total), ya Moreno había sido apartado del cargo y reemplazado por Clara López, quien a la postre fue la encargada de entregarle al mandatario de Progresistas las llaves del Palacio Liévano.

El caso de Moreno

La suspensión de Moreno se produjo el 3 de mayo de 2011. Ese día, el procurador Alejandro Ordóñez señaló, con base en testimonios de ex funcionarios del Distrito, que Moreno Rojas incurrió en omisión en tres episodios dentro del escándalo del carrusel de la contratación en Bogotá.

La primera omisión fue por las irregularidades que se presentaron en la adición de un contrato para cumplir con las obras de la fase III de TransMilenio.

La segunda fue por los atrasos que se presentaron en la construcción de TransMilenio por la calle 26 (contrato 137) y la tercera se presentó en el deber de asegurar la construcción de las obras por valorización que debía realizar el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU).

Esta suspensión fue prorrogada por el Procurador el 2 de agosto de 2011. En ese momento, Ordóñez consideró que no se había terminado por completo la etapa de investigación en el caso y, por lo tanto, las circunstancias por las cuales fue suspendido por primera vez, seguían vigentes.

Como reemplazo provisional de Moreno fue nombrada María Fernanda Campo, exministra de Educación.

En junio del 2011, el presidente Santos nombró a Clara López, quien hacía parte del Polo Democrático, partido de Moreno Rojas, como alcaldesa designada de Bogotá.

En septiembre de ese mismo, por orden de un juez, Moreno fue enviado a la cárcel (en la Escuela de Carabineros) por su presunta responsabilidad en el 'carrusel'.

Luego, en octubre, la Procuraduría encontró al entonces alcalde de Bogotá responsable de tres faltas graves y lo sancionó con 12 meses de suspensión.

Según la Procuraduría, el Alcalde Moreno, entre otros, incumplió su deber en asegurar la debida construcción de la Fase III de TransMilenio, la recuperación de la malla vial de la ciudad y cinco proyectos de valorización que puso en marcha durante su administración. El fallo dice que el funcionario incumplió su obligación de vigilar la ejecución de las obras y de evitar irregularidades.

La medida iba hasta el mes de mayo de 2012, es decir cinco meses después de terminar su período. Es decir que si bien el fallo de la Procuraduría no lo inhabilitaba para ocupar cargos públicos, sacó a Samuel de la Alcaldía.

REDACCIÓN ELTIEMPO.COM

Siga bajando para encontrar más contenido