Bogotanos consumirán más en lo que resta del año, pese a inflación e inestable comportamiento del dólar

Así lo reveló una encuesta de la firma Raddar-Asomercadeo, que analiza el comportamiento mensual de los pobladores de 13 ciudades a través de un cuestionario que evalúa más de 400 ítems.

POR:
julio 28 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-07-28

"Los estimativos para Bogotá indican que el consumo de los hogares va a crecer, pero el de las personas que viven solas decrecerá un poco", señaló Camilo Herrera, presidente de Raddar.

Este fenómeno es normal, agregó Herrera, "pues en el primer semestre buena parte del presupuesto familiar se utiliza para gastos de la temporada escolar, que son los que más golpean el consumo. En el segundo semestre el dinero familiar se destina en medicina especializada, turismo y hasta de mecánica".

Esto significa que durante los próximos meses los bogotanos irán más al médico, invertirán en sus vacaciones de fin de año, arreglarán sus vehículos y adicionalmente comprarán más ropa, pues en esta temporada el comercio comienza con promociones especiales. De ahí que el 70 por ciento de la facturación de elementos relacionados con la moda se da tradicionalmente en la segunda mitad del año.

Segun el documento, el consumo en Bogotá va a crecer 4,88 por ciento más en comparación con el 2007. Sin embargo, estará por debajo del Producto Interno Bruto (PIB) nacional, que se estima estará entre 5,2 o 5,3 por ciento.

Se invierte más en alimentos

El estudio también evidenció los hábitos de consumo de los capitalinos: por ejemplo, que de cada 100 pesos del salario, un bogotano promedio invierte 31 en alimentos, 26 en vivienda, 13 en transporte, 5 en moda, 6 en educación y 3 en entretenimiento.

De igual forma se evidenció que el bogotano es muy dado a comprar en las tiendas de barrio. Según Raddar, 56 de cada 100 capitalinos privilegian estos espacios.

"Esto se debe a la cercanía de estos establecimientos a los domicilios de los consumidores, la conveniencia y la presencia de dos factores perdidos en los grandes formatos: que fían y que se pueden regatear los precios", puntualizó Camilo Herrera.

Los productos más comprados por los consumidores de la capital como última compra en el primer semestre fueron gaseosa, leche, cigarrillos, pan, helados y ropa, entre otros. Y en el segundo semestre se estima que comprarán revistas, discos, hortalizas y legumbres secas, muebles y televisores de plasma.

Los cálculos del Índice de Precios del Consumidor (IPC) revelaron que en el 2007 los precios en Bogotá crecieron 9,92 por ciento con relación al 2006. Lo que más creció en precios fueron los alimentos (13,74 por ciento) y lo que menos, la moda (3,59 por ciento).

Siga bajando para encontrar más contenido