La bonanza no durará eternamente: FMI

La bonanza no durará eternamente: FMI

POR:
mayo 07 de 2013 - 05:00 a.m.
2013-05-07

k WASHINGTON/EFE El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó ayer a las economías latinoamericanas a aprovechar unas condiciones favorables externas "que no durarán eternamente" y sentar así las bases de un "crecimiento sostenido" en el futuro. El Fondo recomendó en su nuevo informe regional que los países latinoamericanos y del Caribe redoblen las defensas macroeconómicas en un momento en el que se espera un crecimiento regional de 3,4 por ciento para el 2013 y de 3,9 por ciento para el 2014, impulsado por la abundancia de financiación y la robusta demanda de materias primas. Pese a ese entorno positivo, el informe advierte también de los riesgos a medio plazo derivados de un potencial "endurecimiento" de las condiciones de financiación mundiales y la posibilidad de una "fuerte desaceleración en los países emergentes de Asia, con sus consiguientes efectos en los precios de las materias primas". "Las condiciones todavía son favorables, pero no durarán eternamente", afirmó director para el Hemisferio Occidental del FMI, el mexicano Alejandro Werner. En el estudio, el organismo internacional también advierte de que pese a la buena situación económica general de la región, existen diferentes desafíos. Por un lado, ubica a las economías de la región financieramente integradas en los mercados internacionales (Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Uruguay), que según las proyecciones crecerán a una tasa media de 4,3 por ciento en el 2013, y para "las que es importante calibrar las políticas macroeconómicas". Entre ellas, el Fondo mencionó "una política fiscal más prudente que contribuiría a aliviar la presión sobre la capacidad interna y a mitigar el aumento de los déficits en cuenta corriente". Por otro lado, se encuentran las economías exportadoras de materias primas de América del Sur, menos integradas en los mercados financieros internacionales, como Bolivia, Ecuador, Paraguay, Argentina y Venezuela. Esas economías, precisó el FMI, deberían ahorrar una proporción mayor de los ingresos derivados de las materias primas y proteger su alta "vulnerabilidad" a los cambios de precios a través de un control del gasto que "garantice la sostenibilidad fiscal".

Siga bajando para encontrar más contenido