‘Bonanza de A. Latina no tiene precedentes’

El secretario general de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias, afirmó que Latinoamérica vive una bonanza económica sin precedentes que genera “una particular situación de grandes expectativas al futuro”.

POR:
mayo 23 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-05-23

Durante una conferencia organizada por la Facultad de Economía de Valencia, Iglesias aseguró que se trata de “un proceso lento”, aunque añadió que actualmente los países latinoamericanos cuentan con tasas de crecimiento en torno al 5 por ciento, con previsiones de mantenerse este año en torno al 4,55 por ciento. De este modo, han reducido en nueve puntos el número de personas que viven en el umbral de la pobreza. Esa coyuntura económica favorable es consecuencia de que los países “ahora saben cómo manejar la economía de una forma más eficaz”, explicó Iglesias. El dirigente iberoamericano calificó la actual crisis económica que se vive en Europa y en otras partes del mundo como “una de las más violentas desde el final de la Segunda Guerra Mundial” y aunque señaló que en América Latina no existe esa impresión de crisis, también se mostró optimista para superarla en el futuro. Sobre la relación entre democracia y economía hizo hincapié en que “no es bueno cambiar la libertad por pan” y subrayó que “la democracia es algo mas que votar e implica también cumplir las expectativas de la gente, y en eso tenemos todavía un gran déficit”. Respecto al aumento de los movimientos populistas en algunos países iberoamericanos, Enrique Iglesias señaló que se trata de “una realidad alentada por la abundancia de recursos como no hubo nunca”. Sin embargo, matizó que esta abundancia no siempre promueve el populismo, porque muchos países la utilizaron para bajar la deuda externa. Lamentó que “el gran sueño que no se pudo cumplir en América Latina fue el de la integración” y, en este sentido, indicó que para el futuro es necesaria una América abierta al mundo para lograr un mayor desarrollo. Iglesias calificó de gran problema las altas tasas de emigración en América Latina, y, en este sentido, apostó por la necesidad de una “emigración más ordenada”.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido