Tras el ‘boom’ del consumo llegó la hora de tener ahorro Mayores tasas de interés estimulan a gastar menos y a aumentar los depósitos.

Tras el ‘boom’ del consumo llegó la hora de tener ahorro Mayores tasas de interés estimulan a gastar menos y a aumentar los depósitos.

POR:
octubre 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-10-29

Este miércoles 31 de octubre se celebra el día mundial del ahorro y en Colombia la fecha no solo pasa prácticamente desapercibida, sino que coincide con un boom del gasto. Esa feria del consumo se evidencia en el alto crecimiento del crédito que se ha presentado en los últimos años, obligando al Banco de la República a tomar medidas para apretarles el cinturón a los colombianos y frenar la inflación. El apretón del Emisor se ha dado con aumentos en las tasas de interés y en medidas de restricción de liquidez a las entidades financieras. Esas decisiones han permitido que el crédito de consumo pase de crecer a un ritmo de casi 50 por ciento anual a comienzos del año a un 30 por ciento de hoy. Pero el alza de tasas también buscan aumentar el ahorro financiero, lo que se refleja en un mayor crecimiento de las captaciones de las entidades financieras vía CDT. Hoy, la tasa DTF se ubica en 8,84 por ciento efectivo anual frente al 6,8 por ciento de enero. En contexto del auge del consumo de los últimos años hay un hecho importante que se debe tener en cuenta y es que en a principios de la década del 90, el gasto de la economía también mostraba un auge sustancial, reflejado en el crecimiento elevado del crédito. Esa fue la antesala de una profunda crisis financiera de finales de la década pasada y de la mayor recesión de la economía colombiana en toda su historia. Hoy, los analistas dicen que si bien es cierto la cartera de créditos de la banca se ha deteriorado levemente, las condiciones son muy distintas a las vigentes en los 90, pues el crecimiento económico se basa no solo en el consumo, sino en la mayor inversión. El hecho concreto es que la economía colombiana vive en un boom de consumo que no solo se debe moderar sino que es necesario estimular el potencial de ahorro ganado con el crecimiento del PIB en los últimos años. Si bien es cierto que la fortaleza económica es la base para estimular el ahorro, también es verdad que éste debe ser un elemento central en la lucha contra la pobreza que garantice la solidez del aparato productivo a largo plazo. Sergio Clavijo, presidente de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) y ex codirector del Banco de la República, dice que el ahorro es un fenómeno procíclico y depende del desempeño económico en el que el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) estimula mayores posibilidades para ahorrar. Señala que la actual coyuntura de crecimiento de la economía colombiana, cercana al 7 por ciento anual, es propicia para aumentar las posibilidades de ahorro entre la población a mediano y largo plazo.

Siga bajando para encontrar más contenido