'Boom' petrolero debe irse a infraestructura

Hace apenas cuatro años, las exportaciones tradicionales de Colombia participaban con menos de la mitad de la facturación externa total del país.

POR:
septiembre 08 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-09-08

El resto estaba copado por los despachos de las llamadas exportaciones no tradicionales. De los 29.991 millones de dólares exportados en el 2007, las denominadas tradicionales (petróleo, carbón, café, ferroníquel) contribuyeron con el 47,4 por ciento y las no tradicionales, con 52,6 por ciento. El boom exportador minero energético, particularmente del petróleo y sus derivados, elevó la participación de las tradicionales a 63,7 por ciento en el 2010 y a 70 por ciento en el primer semestre de este año, principalmente por el aumento de los precios. Visto de otra manera, las exportaciones tradicionales, poco intensivas en mano de obra, salvo el café, están alterando fuertemente la composición de las ventas externas en desmedro de las no tradicionales, que al terminar junio habían perdido 22 puntos frente a diciembre del 2007. "El temor que tenemos es que este crecimiento de las tradicionales genere ese fenómeno de enfermedad holandesa y termine afectando de manera negativa las exportaciones no tradicionales vía tasa de cambio, por la revaluación del peso, y haya un deterioro muy grande de estas", expresó el presidente de Analdex, Javier Díaz. Esa 'enfermedad' se origina por un incremento significativo de divisas por las exportaciones de un recurso no renovable, el minero-petrolero, por ejemplo, que llevan a la revaluación de la moneda golpeando la competitidad de otros bienes. No obstante, Díaz comenta que esos ingresos extraordinarios no deben verse como una calamidad, pues países como Noruega, Canadá, Australia, Chile vivieron situaciones similares y las superaron y lograron desarrollar sectores diferentes al de la bonanza. - A vacunarse para no contraer la enfermedad holandesa Javier Díaz se aparta de la idea de que el boom de los productos básicos "sea una maldición". Lo que hay que hacer, agregó, "es capitalizar esta situación y sembrar esa bonanza, lograr que se traduzca en desarrollo y en mejores condiciones para el desempeño de las exportaciones no tradicionales". Y una de las maneras de sembrar el 'boom' es en infraestructura, que en materia vial tiene un atraso de más de 20 años. Javier Díaz insistirá hoy en el 'XXIII Congreso Nacional de Exportaciones' en la necesidad de definir un plan de choque que permita atender de manera inmediata la infraestructura afectada por el invierno para, sencillamente, contar con vías de comunicación. El asunto, sin embargo, no puede quedarse ahí, enfatizó, sino que hay que trascender la coyuntura y estructurar ya un plan de largo plazo para la infraestructura vial, de ferrocarriles, entre otros modos, incluido un plan estratégico de transporte. "Parte de los ingresos extraordinarios del 'boom' minero-energético debería dedicarse a la infraestructura y a resolver este problema de una vez por todas", señaló el presidente de Analdex. HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido